Qué es el “Bullying”, cuáles son sus formas y cómo detectarlo

Posted on Posted in Psicología Infantil

Las cifras de bullying en España son alarmantes, son numerosos los niños y adolescentes que deben hacer frente diariamente al acoso reiterado por parte de sus compañeros. Ante esta lacra social, se hace imprescindible saber qué es el acoso escolar, cómo se manifiesta y cómo se puede detectar. 

acoso escolar, bullying, grupo de figuras con una apartada

En la actualidad, uno de los problemas que más preocupa a padres y profesores en particular, y a la sociedad española en general, es el denominado Bullying en su vocablo anglosajón, o “acoso escolar” en su denominación en español. Es una preocupación más que justificada, dadas las cifras que arrojan las investigaciones más recientes sobre el acoso escolar en España:

  • Según el estudio que elabora el Observatorio para España de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, la suma de todos los casos registrados en España desde noviembre de 2016 a noviembre de 2017 alcanzó la cifra de 1.475 casos graves de bullying, lo que supone un aumento en torno al 20 por ciento anual.
  • Según el II Estudio sobre bullying y ciberbullying desde la perspectiva de los menores afectados (2017), realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña, los casos de acoso escolar casi se duplicaron en 2016 con respecto a 2015 y crecieron un 240% desde 2014.
  • Organizaciones como “Save the Children” arrojan también datos alarmantes: 193.000 víctimas de acoso en las aulas y 103.000 agresores de acoso y ciberacoso en España en 2016. Uno de cada diez menores afirmó ir con miedo a clase.

En los últimos años, se han implementado en España diversas medidas legislativas para hacer frente al bullying, además de numerosas campañas de concienciación que animan a denunciar los casos de acoso escolar, ya que un de los mayores problemas es el silencio de las víctimas.

Pero realmente tenemos que ser conscientes de que el acoso escolar es un problema de toda la sociedad, y de que todos podemos y debemos colaborar para su erradicación, siendo para ello muy necesario saber en qué consiste el bullying, cuáles son sus formas y cómo detectarlo, así cómo qué acciones podemos llevar a cabo.

¿En qué consiste el Bullying o Acoso Escolar?

El bullying es cualquier comportamiento que implique maltrato de tipo verbal, psicológico, físico, o de índole social de un menor hacia otro en el ámbito escolar.

acoso escolar, bullying, niño triste en una ventanaEl acoso escolar se manifiesta a través de múltiples conductas como insultar, agredir físicamente, faltar al respeto, coaccionar, intimidar, ser cruel con el otro, poner motes, excluir o aislar socialmente, hablar mal del otro para modificar la visión de los demás y estimular su maltrato… Cabe destacar que para hablar de acoso escolar, el hostigamiento ha de ser intencionado y continuado, es decir, no debe confundirse con un problema puntual entre escolares.

Además, se debe tener en cuenta que si bien es una situación que se origina en el colegio o instituto, tiene lugar también en diferentes contextos fuera del ámbito escolar: en la calle, en un parque, en actividades extraescolares, en una celebración en un domicilio… Sin olvidarnos, hoy por hoy especialmente, del entorno online, el término acuñado en este ámbito es ciberbullyingciberacoso, al tener lugar el acoso al menor a través de las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp.

Cómo detectar el Bullying o Acoso Escolar

Es habitual que las víctimas de acoso escolar no manifiesten verbalmente su malestar ni delaten a sus acosadores, por lo que padres y educadores deben estar atentos a los cambios en la conducta de los menores para tratar de detectarlo. Aunque no siempre es sencillo percatarse de ello, podemos sospechar que un niño o un adolescente sufre bullying si:

  • Muestra cambios de humor bruscos: alta agresividad, irritabilidad frecuente, enfados en exceso por cosas mínimas o sin causa alguna, gran ansiedad sin motivo que la justifique, tristeza sin causa aparente, lloro y desconsuelo sin motivo… Es decir, debemos estar atentos a cambios de actitud para los que no encontramos justificación y que permanecen en el tiempo. 
  • Abandono de actividades placenteras: si el menor quiere abandonar actividades lúdicas o deportivas que siempre han sido de su agrado, podemos sospechar que hay algún problema en ese entorno.
  • No quiere hablar con nadie: cuando un menor se cierra en banda y no quiere hablar con nadie de su entorno, ni amigos, ni familiares, ni profesores… podemos sospechar igualmente que está encubriendo alguna situación traumática.
  • Trastornos del sueño y/o pesadillas frecuentes: los trastornos del sueño pueden ser también un indicador de padecer acoso escolar, si detectamos algún indicio como que frecuentemente al menor le cueste dormirse, se despierte múltiples veces en el transcurso de la noche, tenga pesadillas de manera habitual o incluso si duerme en exceso (puede ser un síntoma de depresión), puede ser la respuesta a una situación de ansiedad y angustia provocadas por un entorno acosador.
  • Pone excusas continuamente para no ir al colegio: cuando continuamente un menor evita acudir a la escuela o al instituto, aludiendo que siente malestar, que le duele algo, o incluso llegando a provocarse el vómito, es señal de que hay algún problema en el ámbito escolar.
  • Desciende su rendimiento escolar: si bien puede haber altibajos en el rendimiento escolar de niños y adolescentes por diferentes circunstancias o motivos, es una señal de alarma un descenso generalizado en el rendimiento académico de un menor que se mantiene en el tiempo, dado que puede ser una consecuencia del acoso escolar que está sufriendo.
  • Pierde sus pertenencias o vuelve a casa con ellas rotas: es un claro síntoma de acoso el hecho de que un menor llegue a casa en repetidas ocasiones sin alguna de sus pertenencias o con gran deterioro en ellas. Es una forma habitual de intimidación por parte del acosador, para tratar de someter al acosado.
  • Tiene arañazos, moratones o heridas: cualquier menor puede llegar a casa con algún tipo de lesión puntualmente, pero si detectamos que  muestra signos de posibles agresiones físicas con excesiva frecuencia, es muy probable que esté siendo víctima de maltrato por parte de uno o más acosadores.

Tipos de Bullying o Acoso Escolar

El acoso escolar puede adquirir una diversidad de formas, siendo además frecuente que se contemplen varias tipologías a la vez:

  • Agresiones verbales: es la forma más habitual y deja una profunda huella en los agredidos, pues los insultos, menosprecios, burlas, humillaciones, motes despectivos… así como la propagación de falsos rumores o mensajes ofensivos, minan la autoestima de la víctima.
  • Agresiones físicas: en ocasiones los acosadores hacen uso de la violencia física para humillar y someter a la víctima, propinándole patadas, empujones, pellizcos, capones, puñetazos, golpes con objetos… También se pueden incluir aquí los daños a los objetos personales de la víctima o los hurtos.
  • Acoso psicológico y emocional: es un tipo de acoso quizás menos visible que las agresiones físicas, pero que puede ser mucho más dañino por sus repercusiones psicológicas tanto a corto, como a medio y largo plazo. Contempla las ridiculizaciones y burlas, las intimidaciones y amenazas, así como cualquier otra forma de provocar un miedo profundo en la víctima acosada. También cabe aquí la manipulación social, obligando al menor a que haga algo en contra de su voluntad. 
  • Exclusión social: este aspecto se refiere principalmente a la marginación y aislamiento de la víctima, impidiéndole participar en actividades colectivas (juegos, celebraciones…) e ignorando su presencia constantemente (“hacerle el vacío” en palabras cotidianas)… También se incluyen aquí actitudes como impedir que se comunique o interactúe con su entorno social, así como coaccionar o favorecer que otros compañeros tengan una imagen negativa del menor.
  • Ciberbullying: es la forma más novedosa de acoso escolar, su desarrollo está ligado a la aparición de Internet, las redes sociales, las aplicaciones móviles y los juegos online. Consiste en un acoso verbal, psicológico y emocional hacia la víctima que se manifiesta mediante conductas como crear páginas y perfiles falsos donde se critica o se pone en evidencia a la víctima, dejar comentarios ofensivos en sus perfiles sociales, enviarle mensajes engañosos o que hacen crear falsas expectativas a la víctima (por ejemplo, que tiene un admirador), o incluso la difusión de imágenes comprometidas de la víctima en internet. Una característica particular de esta modalidad es el anonimato, dada la facilidad para crear perfiles falsos, lo que provoca aún mayor indefensión en la víctima.

Consecuencias del Acoso Escolar

acoso escolar, bullying, niño llorandoComo cualquier otro tipo de maltrato, el hostigamiento escolar puede generar diversos trastornos psicológicos, en diferentes grados, y en los casos mas graves puede provocar incluso intentos de suicidio por parte de la víctima. Es por ello muy importante la prevención y detección precoz de este tipo de acoso en los más jóvenes, con el fin de minimizar sus consecuencias. 

Entre los trastornos psicológicos que puede ocasionar el bullying o acoso escolar en la víctima destacan:

  • Dificultad para establecer relaciones sociales, dadas las malas experiencias vividas, les cuesta establecer relaciones interpersonales, puesto que no confían en los demás.
  • Aislamiento social, en los casos más graves, el menor puede cerrarse por completo y aislarse de todo su entorno social.
  • Trastornos del estado del ánimo, con tendencia a la apatía, a la tristeza, y especialmente a la irritabilidad, el enfado…
  • Trastornos de ansiedad, provocados por la frustración, el sentimiento de impotencia, el miedo, la desconfianza…
  • Trastornos depresivos, teniendo en cuenta, que niños y adolescentes muestran síntomas como la irritabilidad y no necesariamente la tristeza o decaimiento que caracteriza la depresión adulta.
  • Afectación de la autoestima y el autoconcepto (la opinión  de uno mismo), puesto que las víctimas acaban infravalorándose y llegan a creer realmente que son peores que los demás.
  • Disminución de la atención, concentración y rendimiento escolar, lógicamente el sufrimiento psicológico que provoca el acoso a las víctimas influye en múltiples facetas de su vida, con especial énfasis en todo lo que tenga que ver con el entorno académico.
  • Trastornos de alimentación, como la anorexia o la bulimia, muy relacionado con la falta de autoestima.
  • Somatizaciones, dolencias físicas sin una causa médica aparente, principalmente vómitos y dolor abdominal o de cabeza.
  • Trastornos del sueño, insomnio, pesadillas, despertarse a menudo…
  • Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), reacción psicológica muy intensa a una situación altamente estresante y traumática.

¿Dónde pedir información y recibir ayuda?

Existen muchos profesionales, asociaciones, fundaciones y servicios públicos que pueden ayudarnos si hemos detectado un caso de acoso escolar:

Profesionales especializados en Bullying

Ante un caso de acoso escolar es muy recomendable acudir a un profesional especializado para tratar los posibles traumas psicológicos ocasionados a la víctima. En Aesthesis disponemos de psicólogos infantiles y juveniles especializados que ya han tratado numerosos casos de bullying, ayudando a superar el trauma a las víctimas y mejorando notablemente su propia vida cotidiana y la de su entorno familiar. ¡No dudes en consultarnos!

 

Rafael Fenoy y Natalia Correa, psicólogos en Aesthesis – Psicólogos Madrid

Referencias

Save the Children (2015). Acoso escolar o bullying. Recuperado el 5 de septiembre de 2016 del sitio web: https://www.savethechildren.es/donde/espana/violencia-contra-la-infancia/acoso-escolar-bullying

CEAPA: Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (2013). Acoso escolar: Guía para padres y madres. Recuperado el 5 de septiembre de 2016, del sitio web: https://www.ceapa.es/sites/default/files/Documentos/Guia%20acoso%20escolar%20CEAPA.pdf

CrecerFeliz.es (s. f.) Claves para reconocer el acoso escolar. Recuperado el 5 de septiembre de 2016, del sitio web: http://www.crecerfeliz.es/Ninos/Desarrollo-y-aprendizaje/acoso-escolar

ABC.es (2017). Los casos de acoso escolar se dispararon un 75% el año pasado. Recuperado el 5 de septiembre de 2016, del sitio web: http://www.abc.es/sociedad/abci-casos-acoso-escolar-dispararon-75-por-ciento-pasado-201610160158_noticia.html 

Bullying Sin Fronteras (2017). Informe del Observatorio para España de Bullying Sin FronterasRecuperado el 5 de septiembre de 2016, del sitio web: https://bullyingsinfronteras.blogspot.com.es/2017/05/estadisticas-de-bullying-en-espana-mayo.html

También te puede interesar...

2 thoughts on “Qué es el “Bullying”, cuáles son sus formas y cómo detectarlo

  1. Yo sugeriría para tratar de erradicar el bullying a nivel escolar, que se organize un equipo de empleados del colegio de gran confiabilidad e insobornables, que vigilen al alumnado en los recreos y areas vecinas del entorno del Colegio o Instituto, a fin de percatarse de las sitruaciones de acoso que puedan ocurrir y hacerlas del conocimiento de la Dirección del Colegio. El alumno o alumnos culpados de este hecho deberán ser amonestados y de persistir serán expulsados de sus clases por tres días; en caso de continuar se ampliará por diez días. luego por un mes y finalmente se hablará con sus padres para manifestarles la expulsión definitiva de los alumnos comprometidos en el hecho.

    1. Buenas tardes Fermín:

      En primer lugar, agradecemos su participación en el blog. El Bullying es una problemática muy presente en la sociedad actual, una situación que ha dado lugar a distintas medidas que han tratado de reducir y/o prevenirla.
      Además de las medidas correctivas desplegadas en los casos detectados, la concienciación puede jugar un papel fundamental en la prevención y detección precoz de las dinámicas y microdinámicas de abuso.

      Un saludo.
      Equipo Aesthesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *