Homofobia, Bifobia, Transfobia: expresiones de Intolerancia

Posted on Posted in Psicología social

Afortunadamente, en la sociedad actual se ha avanzado de manera considerable en el respeto hacia todo tipo de identidad y condición sexual. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer… Informarse es siempre un buen primer paso, por ello es interesante preguntarse, ¿qué conocemos acerca de las actitudes de homofobia, bifobia y transfobia?, ¿qué estereotipos existen acerca de la diversidad sexual?, ¿cómo podemos combatir la intolerancia hacia estos colectivos?

intolerancia: homofobia, bifobia, transfobia, lapices de corlores haciendo un corazon

Homofobia, bifobia, transfobia… ¿se refieren a lo mismo?

No hace tantos años, era muy difícil encontrar las palabras “diversidad” y “sexual” escritas una al lado de la otra. Esto se debía al hecho de se seguía la norma social preestablecida de que lo “normal”, lo “aceptable”, era ser mujer o ser hombre siguiendo criterios puramente biológicos. Siendo más precisos, en función de si los genitales eran femeninos o masculinos, sin más. Además, únicamente se  contemplaba la opción de amar a una persona del sexo opuesto.

Por fortuna, hoy en día esa “normalidad”, esa “aceptación”, se ha abierto a múltiples posibilidades, ya que todas las personas tienen derecho a vivir en la identidad sexual que les corresponde en función de cómo se sienten, independientemente del sexo biológico con el que hayan nacido, así como a poder amar a cualquier persona, sin importar el género.

No obstante, todavía existen actitudes que ponen de manifiesto la incomodidad, el miedo, el rechazo, el prejuicio, la discriminación, o incluso el odio, hacia personas homosexuales (se sienten atraídas por personas de su mismo sexo), bisexuales (se sienten atraídas por personas de ambos sexos) y transexuales (no se identifican con su género biológico). Tales actitudes se engloban dentro de la “Homofobia” en el caso de las personas homosexuales, “Bifobia” en el caso de las personas bisexuales y “Transfobia” en el caso de las personas transexuales.

Definidos los diferentes matices existentes entre los términos que hacen referencia a los prejuicios en torno a la orientación e identidad sexual, es necesario mencionar que todas estas personas llevan mucho tiempo luchando por la visibilidad y la sensibilización, por la igualdad con independencia de la orientación o identidad sexual, agrupados bajo el colectivo denominado “LGTB” (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales). Pese a que han sido muchos los avances en el ámbito social, cabe aún preguntarse: ¿por qué siguen tan arraigados este tipo de prejuicios hacia el colectivo LGBT en algunos individuos?, ¿qué estereotipos subyacen en estas actitudes?

Estereotipos y prejuicios hacia al colectivo LGBT

intolerancia, homofobia, bifobia, transfobia, celebracion orgulloLos “estereotipos” se definen como construcciones mentales que extraen una realidad de una cuestión particular para definir a la totalidad de los miembros que integran una comunidad. Así, los estereotipos son ideas o creencias organizadas que se establecen en torno a características asociadas a un grupo social en base al aspecto físico, los intereses, las etnias… o la orientación e identidad sexual.

Si bien todos tenemos estereotipos dado que la mente estructura los conceptos en categorías para ayudarnos a organizar y simplificar la realidad (hecho que no tiene por qué ser siempre negativo), también es cierto que muy a menudo determinados estereotipos actúan como agentes discriminatorios. Así, se identifican una diversidad de estereotipos ligados a prejuicios que colaboran en perpetuar actitudes homófobas, bífobas y tránsfobas. Algunos de los ejemplos más representativos se exponen a continuación.

  • “Los niños y niñas son muy jóvenes como para ser conscientes de su identidad de género”: por lo general, se asume que la identidad de género es un tema de adultos, sin embargo, en ocasiones los niños y niñas verbalizan desde muy pequeños que sienten que son del otro género. Los padres o tutores deben escuchar y tener muy en cuenta lo que manifiestan sus hijos e hijas, para que puedan crecer libres de prejuicios y evitar la traumática situación que pude suponer no identificarse con su género biológico.
  • “Las personas homosexuales no deberían tener hijos porque confunden la sexualidad de estos”: si esta es la premisa, entonces las personas heterosexuales también podrían confundir a sus hijos en lo que a orientación sexual se refiere… No hay que caer en este tipo de prejuicios, lo que prima en la familia es el amor entre padres e hijos, y la educación en la tolerancia hacia los demás, y no quiénes la forman, ni la orientación sexual de sus miembros.
  • “No quiero tener amigos/as homosexuales porque se pueden enamorar de mí”: evidentemente, las personas homosexuales, como las heterosexuales, no pueden controlar hacia quien se sienten atraídos, pero los fundamentos de la amistad se basan en el respeto y el cariño hacia los demás, y sin duda es un grave error determinar como criterio de exclusión la orientación sexual. Cualquiera de nosotros se siente halagado cuando percibe que “le gusta” a alguien… ¿acaso implica algo negativo que esa persona sea de nuestro mismo sexo? En absoluto, sentir atracción por otra persona es lago natural, independientemente de la orientación sexual.
  • “No entiendo por qué hay un día del Orgullo Gay y no hay un día del Orgullo Heterosexual”: el día del Orgullo Gay no constituye una celebración del mero hecho de ser homosexual, sino que hoy en día reivindica el derecho a la igualdad no sólo de las personas gais, sino de todas las personas que engloba el colectivo LGBT. Es una jornada muy necesaria para dar visibilidad y concienciar a la sociedad sobre este colectivo, no hace tanto perseguido en España y aún en muchos países en la actualidad.
  • “Los bisexuales son unos viciosos, no te pueden gustar ambas cosas”: curiosamente, este estereotipo si bien es más común en personas heterosexuales, también se da en personas homosexuales, en ambos casos defienden que las personas sólo se pueden sentir atraídas por un único sexo, y que si no es así es por confusión o por tener la necesidad de experimentar. No obstante, sí hay personas que sienten atracción genuina por ambos sexos, y simplemente hay que contemplarlo como una opción natural más entre el abanico de opciones de orientación sexual.
  • “Una chica operada para ser un chico, nunca será un hombre de verdad / Un chico operado para ser una chica, nunca será una mujer de verdad”: más allá del sexo biológico, existe la identidad sexual, que es la que determina sin duda el género al que realmente pertenece una persona. Y ello, independientemente de si tal persona ha sido intervenida quirúrgicamente o no para cambiar de sexo. La identidad de género depende únicamente de lo que siente la persona en cuestión, y ello debe ser respetado por todos los demás.

¿Cómo podemos combatir estas actitudes de rechazo y discriminación hacia el colectivo LGBT?

Pese a lo mucho que se ha avanzado en los últimos años, los estereotipos respecto a la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad están todavía muy arraigados en nuestra sociedad. Es por ello de gran importancia prestar atención a este tipo de actitudes y conductas de rechazo y discriminación con el fin de prevenirlas lo máximo posible y combatirlas cuando sea necesario. Algunas claves para ello son las siguientes:

  • Educar a los hijos en la tolerancia: transmitir a los hijos desde pequeños que todos los seres humanos son legítimos y dignos de amor, independientemente de su orientación o identidad sexual.
  • Eliminar tabúes desde las Instituciones Educativas: es de gran relevancia que desde las escuelas e institutos se proporcione información sobre la diversidad sexual y se pueda hablar de ello sin tabúes, transmitiendo la naturalidad de la condición sexual de cada uno, con el fin de lograr que todos los niños y adolescentes se sientan aceptados y de eliminar paulatinamente los prejuicios arraigados en la sociedad actual.
  • Prestar atención y corregir nuestro lenguaje cotidiano: ciertas palabras o expresiones despectivas hacia las personas del colectivo LGBT que están normalizadas no hacen más que perpetuar los mencionados estereotipos y prejuicios de base.

Cómo ayudar a aquellos que sufren el rechazo… O a los que lo ejercen

igualdad derechos homosexuales, bisexuales, transexuales, beso con labios con colores lgbtSi personas de nuestro entorno cercano pertenecen al colectivo LGBT, podemos detectar que están sufriendo actitudes de rechazo y discriminación que desencadenan estados de profunda tristeza y malestar. Debemos siempre mostrarle nuestro apoyo y comprensión, animarlas a desahogarse y en su caso, a denunciar tales conductas.

No obstante, en ocasiones se precisa la intervención de un profesional de salud mental que ayude a esta persona a desarrollar estrategias para abordar los sentimientos resultantes de tales conductas de rechazo hacia a ellos, y lograr que se sientan plenas y seguras en su condición sexual. 

También podemos tratar de ayudar a aquellas personas que persisten en conductas discriminatorias, tratando de transmitir valores más acordes con la sociedad actual. Y, aunque no es tarea fácil, también sugiriendo ponerse en manos de un profesional que sepa cómo reconducir tales sentimientos de rechazo hacia una mayor tolerancia hacia los demás.

En Centro Aesthesis contamos con psicólogos especializados en la materia que llevan mucho años ayudando a superar rechazos y miedos, y actitudes de intolerancia y discriminación. No dudes en consultarnos si necesitas ampliar información. 
En conclusión, a pesar de haber avanzado considerablemente en cuanto a los derechos de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales, todavía queda un largo camino para derribar tabúes, prejuicios y estereotipos, y normalizar realmente una situación que es tan humana y natural como el hecho de poder amar libremente o poder identificarse como realmente uno se siente.
Sé quien eres y di lo que sientes, porque a aquellos a quienes les molesta no importan, y a quienes les importas no les molesta.
Theodor Seuss (02/03/1904, Springfield – 24/09/1991, San Diego). Escritor y caricaturista estadounidense.

 

Marta Martínez, Psicóloga en Aesthesis – Psicólogos Madrid

 

Referencias

Domínguez, A. (2017). ¿Conoces la diferencia entre homofobia y transfobia?. Recuperado el día 18 de marzo de 2018 del sitio web: http://www.lne.es/sociedad/2017/03/03/sexo-lineas-homofobia-transfobia/2067009.html

Fucsia.co (2018). “No soy homófobo pero”. La campaña que quiere frenar los prejuicios hacia la comunidad LGBTI. Recuperado el día 18 de marzo de 2018 del sitio web: https://www.fucsia.co/actualidad/personajes/articulo/estereotipos-sobre-lgbti/62400

Gómez, M. (2017). Cosas que todos podemos hacer para combatir la homofobia. Recuperado el día 19 de marzo de 2018 del sitio web: https://www.huffingtonpost.com.mx/marco-gmez/cosas-que-todos-podemos-hacer-para-combatir-la-homofobia_a_22094034/

Muñiz Torres, R. y León, G. (2014). 11 estereotipos comunes sobre las personas LGBT. Recuperado el día 18 de marzo de 2018 del sitio web: http://www.somosmass99.com.mx/11-estereotipos-comunes-sobre-las-personas-lgbt/

WikiHow (2018). Cómo lidiar con la homofobia. Recuperado el día 19 de marzo de 2018 del sitio web: https://es.wikihow.com/lidiar-con-la-homofobia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *