¿Miedo a quedarte soltero/a?

Posted on Posted in Psicología social
Debido a la experiencia gratificante que supone en muchos casos enamorarse y estar en pareja, algunas personas sienten pánico a estar solteros aceptando, incluso, mantener una relación tóxica con tal de no estar solos. Conocemos a este fenómeno con el nombre de “anuptafobia”, miedo a quedarse soltero.

Dos manos quedan unidas con esposas.

¿Qué es la anuptafobia?

Como se ha mencionado anteriormente, la anuptafobia es el miedo irracional a quedarse soltero/a. En este sentido, podemos hablar de dos tipos de personas: aquellas que desean encontrar su “media naranja” y aquellas que ya están comprometidas y tienen miedo a que se termine su relación.

Respecto a las primeras, suele tratarse de personas que debido a ese miedo esperan con deseo y planifican el día en el que encuentren una pareja con la que compartir su vida. Debido a esto, pueden comprometerse con la persona inadecuada con el objetivo de encontrar a alguien lo más rápido posible.

En cuanto a las segundas, son personas comprometidas que pueden permanecer en relaciones a pesar de tener diversos problemas en la relación.

En ambas situaciones, puede tratarse de personas con baja autoestima y una alta dependencia emocional, haciendo referencia esta última a la necesidad extrema de carácter afectivo que una persona siente hacia otra, en este caso, hacia su pareja.

Por lo general, se caracterizan tanto por falta de confianza en sí mismas como por falta de autonomía, siendo probable que aparezcan episodios de ansiedad por separación y miedo a la soledad. Todo ello genera estrategias interpersonales de control para mantener a la pareja al lado como, por ejemplo, modificación de planes cuando estos implican separarse, búsqueda de atención para no sentirse solo y expresión emocional impulsiva.

En relación a esto, diversos estudios han mostrado un nivel alto de asociación entre la dependencia interpersonal y la posibilidad de desarrollar depresión ante pérdidas (enfermedad, muerte o abandono del hogar de un cónyuge/pareja o familiar, separación o divorcio), así como con los intentos de suicidio.

¿Por qué se produce la dependencia emocional?

Existen personas con mayor predisposición a mantener relaciones dependientes, por lo que la dependencia emocional se desarrolla en el individuo según diversos factores. Algunos de estos pueden asociarse a la sobreprotección de los padres (sin importar la cultura en la que se crece) ya que el autoritarismo parental se vincula con la generación de dependencias en los niños, adolescentes y adultos. Es decir, si en las relaciones parentales no se ofrece al hijo/a la capacidad de crear comportamientos independientes y autónomos, sino que se sobreprotege y evita todo acto de construcción de sí mismo (en especial en la adolescencia), el individuo tiene una alta probabilidad de desarrollar una dependencia emocional hacia los demás.

Es por ello que, la principal característica que destaca en relaciones dependientes emocionalmente está centrada en el mundo interno y emocional que ha ido creando cada persona. En este sentido, cabe destacar las vivencias infantiles complicadas con posibles traumas, ausencia física o emocional de los progenitores, o presencia de relaciones sentimentales vividas como dañinas o confusas para la persona.

Por todo lo mencionado, y por otras razones, se hace inevitable afirmar que la infancia resulta ser una etapa clave para ir desarrollando la personalidad. Una persona que ha vivido una infancia en la que no se ha llegado a sentir “seguro” en su entorno cercano, puede tener problemas para crecer emocionalmente y ser independiente de forma saludable. Probablemente esa persona desarrolle una serie de estrategias para conseguir el afecto o amor no experimentado, manteniendo esas “habilidades” hasta la vida adulta.

Padres se alejan de un niño.

 

Posibles indicadores de dependencia emocional

Centrándonos ahora en ciertos indicadores de dependencia emocional, es conveniente destacar que uno de los aspectos principales que asume una persona dependiente emocionalmente es dar prioridad a la pareja sobre cualquier otra cosa, es decir, sobre sí mismo, sobre su trabajo e incluso sobre su familia. Sería como vivir la vida del “otro” como propia, llegando a afectar al estado de ánimo de uno mismo.

Además de lo mencionado, existen otros factores que podrían indicar que se mantiene una relación de apego “dependiente” como pueden ser:

  • Aferrarse obsesivamente a la pareja hasta el punto de considerar que la vida sólo adquiere sentido a su lado.  
  • Hipervigilancia hacia la otra persona, intentando continuamente estar con ella o, si esto no es posible, llamando constantemente por teléfono o enviando masajes para saber de él/ella.
  • Restricciones en el entorno social, los amigos y amigas ya no son tan importantes como hasta el momento , la familia cuenta cada vez menos y el tema de conversación predominante en su discurso es la pareja.
  • Temor a la ruptura, en casos de dependencia emocional grave, puede no tenerse en cuenta si hay menosprecio, deterioro manifiesto de la relación e incluso malos tratos (físicos o psíquicos). La relación es más probable que se rompa si es promovida por el compañero/a y, por nefasta que haya sido esta relación, la persona “dependiente”  intentará una y otra vez retomarla.
  • Idealización de la persona, exagerando notablemente sus virtudes e incluso atribuyéndole otras que no posee.
  • Negación de las propias preferencias, decisiones, necesidades e intereses, de tal manera que todo gire en torno a la pareja con la que comparte su mundo emocional.
  • Miedo a la soledad, experimentando intenso agobio y malestar.
  • Autoestima baja, determinada por la de su compañero/a, ya que el centro de su existencia es él/ella.
  • Exigencias constantes de muestras de cariño por parte del otro debido a la necesidad de comprobar su amor, de saber que realmente está enamorado.
  • Necesidad obsesiva de cercanía. En todo momento reclama estar junto a la pareja, sin soportar la distancia física ni  psíquica, como podría ser, sentir una falta de atención de la persona.
  • Sensación continua de necesidad del otro. Por mucho tiempo que pasen juntos, nunca le es suficiente.
  • Inseguridad constante con respecto al futuro. Nunca está tranquilo/a con respecto al futuro de la relación.
  • Sensación de menor valía que la pareja, consideración de tener mucha suerte al estar a su lado, así como una creencia de no merecerla.

¿Cómo puedo mejorar una relación de dependencia emocional?

Lo más importante para poder ser una persona más independiente emocionalmente es tomar conciencia de la situación y aceptarla, pues sólo así estaremos preparados para cambiar y/o pedir ayuda. Algunas sugerencias que pueden ayudarte serían las siguientes:

  • Identificar las conductas de dependencia. Así como es importante identificar y reconocer  el problema, también lo es identificar todos aquellos comportamientos relacionados con uno mismo para poder abandonarlos poco a poco.
  • Disfrutar de la soledad. Aprender a disfrutar de los momentos que no compartes en pareja. Por ello, puede resultar conveniente que, de vez en cuando, se pueda realizar algún plan en solitario como salir de compras, tomar un café, dar un paseo, etc.
  • Compartir tiempo con otras personas. Muchos tienden a asociar la soledad con el hecho de no tener pareja, a pesar de poder estar acompañados sin tener una relación de amor. Es importante que puedas dedicar parte de tu tiempo a relacionarte con otras personas que no sean tu pareja. Hacer planes con amigos y con la familia, tener la oportunidad de conocer gente.
  • Potenciar la autonomía. Reconocer y expresar emociones, pensamientos, decisiones, necesidades e intereses. Puede resultar interesante tomar decisiones confiando en tu propio criterio, empezando por aquellas más sencillas para que poco a poco puedas ganar seguridad en tí mismo/a. En una relación de pareja, existen decisiones que hay que tomar de manera conjunta pero también otras que no requieren la aprobación del otro, ya que afectan únicamente a nivel individual.
  • Intentar desarrollar actitudes autosuficientes. Resolver los propios problemas y no esperar a que alguien lo haga por ti. La independencia probablemente puede ser un camino que te lleve a  recuperar la autoeficacia.Persona disfruta de la soledad
    “Cuando uno mismo se ama y no necesita a los demás, es cuando está preparado para querer de una manera sana” (Anónimo).

Laura Cruz Navarro

Patricia Durán Sánchez

Referencias

Castelló, J. (2016). La superación de la dependencia emocional, cómo impedir que el amor se convierta en suplicio. Borealis. Recuperado el 7 de noviembre del sitio web: http://www.coronaborealis.es/pdf/9788415306801.pdf

Congost, S. (2016). Manual de dependencia emocional afectiva. Recuperado el 7 de noviembre de 2016 del sitio web: http://www.psicopedia.org/wp-content/uploads/2014/02/GUIA-DEPENDENCIA+EMOCIONAL.pdf

García-Allen, J. (2016). Anuptofobia: el miedo irracional a estar soltero. Psicologiaymente.net. Recuperado el 7 de noviembre de 2016 del sitio web: https://psicologiaymente.net/clinica/anuptofobia-miedo-a-estar-soltero

Riso, W. (2013). Guía práctica para vencer la dependencia emocional. Phronesis. Recuperado el 8 de Noviembre del sitio web: http://www.sociedadytecnologia.org/file/download/224111

Rodriguez de Medina, I. (2013). La dependencia emocional en las relaciones interpersonales. Revista electrónica de investigación Docencia Creativa, 2, 143-148. Recuperado el 7 de noviembre de 2016 del sitio web: http://digibug.ugr.es/bitstream/10481/27754/1/ReiDoCrea-Vol.2-Art.19-Rodriguez.pdf

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2 thoughts on “¿Miedo a quedarte soltero/a?

  1. Hola, sufro de eso hace mucho tiempo; no tengo pareja y he intentado sólo esperar a que la persona correcta llegue, pero realmente pienso que nunca va a pasar eso. Tengo muchos ataques de ansiedad y depresión, pero también en otras ocasiones disfruto de mi soledad.
    Gracias por el artículo.

    1. Buenos días Jason,
      Muchas gracias por interesarte en nuestro artículo. Respecto a lo que nos comentas, en ocasiones podemos sentir cierta preocupación y presión por querer encontrar una pareja, es por ello por lo que pueden darse episodios de ansiedad, en este caso sería “ansiedad anticipada” ante un evento deseado.Ante esto, resaltar la importancia de saber estar con uno mismo y gestionar el día a día según las necesidades propias.
      Gracias por tu interés, si tienes alguna duda puedes contactar con nosotros vía email.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *