Problemas de comportamiento en la infancia

Posted on Posted in Psicología Infantil
Existen diferentes problemas de mal comportamiento en los niños originados por diversos factores o elementos que facilitan tanto su origen como mantenimiento.

problemas-comportamiento-infancia-1

Las rabietas, la desobediencia o el negativismo son algunos de los problemas más comunes durante la infancia, siendo además, una de las principales causas que motivan la búsqueda de ayuda psicológica por parte de los padres. Cuando se habla de trastornos de la conducta describimos aquellos comportamientos que son considerados inaceptables socialmente.

Este tipo de problemas suelen incrementarse con el paso del tiempo, siendo cada vez más precoz la edad de inicio. Gracias a los avances de la investigación, se sabe que esta problemática surge como consecuencia de la interacción de factores internos, como una vulnerabilidad o predisposición a desarrollar un determinado trastorno; y de factores externos, como la educación recibida o los eventos estresantes (separación de los padres, pérdida de personas cercanas…) a los que es expuesto el niño durante su desarrollo.

Estos niños suelen presentar problemas para la interiorización de límites y normas, obedecer normas, cuestionan la autoridad de diferentes figuras (padres, profesores…), retan a los adultos, etc. Este tipo de comportamientos impulsan el incremento del número de diagnósticos en esta población, lo que indica la necesidad de diferenciar los casos debidos al desarrollo y las pautas educativas de la infancia, de aquellos casos en los que aparece una predisposición biológica. Un ejemplo claro es el TDAH o déficit de atención con hiperactividad, un trastorno que ha sido sobrediagnosticado en los últimos años, justificando el comportamiento inadecuado de muchos niños y dificultando el desarrollo de una intervención adecuada. Este “falso diagnóstico” o etiqueta facilita el mantenimiento de los problemas al encontrar una causa errónea a tal comportamiento.

Dentro de la categoría de trastornos de conducta encontramos diferentes tipologías que indican la presencia de síndromes que difieren en la gravedad de las conductas que pueden llevar a cabo (mentiras, absentismo, robos, agresiones…). A pesar de indicar la presencia de esta diferenciación, son muchos autores los que consideran que se trata de un continuo, de modo que un mismo niño podría pasar por los diferentes diagnósticos a lo largo del tiempo si no se interviene debidamente.

El inicio puede situarse en la primera infancia, aunque puede haber casos en los que comience a edades más avanzadas. Asimismo, la detección precoz es un elemento esencial para la adecuada intervención, lo as más severos.

problemas-comportamiento-infancia-3

¿Problemas de conducta o conducta normal en el desarrollo?

Algunos de los problemas comentados por los padres en la consulta hacen referencia a comportamientos habituales en determinadas etapas del desarrollo, por lo que hay que diferenciarlas de las conductas propias de los trastornos de esta población:

  • La desobediencia. Se trata de uno de los principales inconvenientes a los que deben enfrentarse tanto padres como profesores. La desobediencia forma parte del desarrollo habitual de los niños en ciertas edades. De hecho, hay autores que indican que este comportamiento se presenta en un alto porcentaje de niños (50%) entre los 5 y 6 años, aunque tiende a bajar de forma notable cerca de los 16. Una forma de establecer una diferencia entre la normalidad y la patología es atender a la frecuencia en la que ocurre este comportamiento.
  • Las rabietas. Hacen referencia a las expresiones reactivas con las que algunos niños manifiestan su desacuerdo o enfado. Se trata de un comportamiento habitual en niños de entre 2 y 3 años, aunque tiende a desaparecer en torno a los 5 y 6 años de edad. Sin embargo, existen casos en los que las rabietas se mantienen debido a que es una forma rápida en la que el niño consigue lo que se propone ya que los padres, con el objetivo de calmar a su hijo, satisfacen los deseos de éste. A pesar de reducir la rabieta de manera inmediata, contribuyen al mantenimiento del problema.
  • La actitud negativista. Hace alusión a aquellas conductas en las que se muestra una oposición activa con ausencia de violencia, son los niños que dicen siempre “no”. El origen de esta actitud puede situarse en el aprendizaje, debido a que estos niños observan que a través de dicho comportamiento evitan tener que realizar determinadas acciones o tareas. No obstante, es necesario distinguir estos problemas de conducta de los comportamientos comunes en las etapas del desarrollo; de esta manera, se encuentran dos fases (alrededor de los 3 años y durante la adolescencia) en las que aparece un comportamiento negativista, pero éste remite espontáneamente.

No obstante, otros de los problemas más comunes son las discusiones (familiares o en el colegio), enfrentamientos, comportamientos violentos o destructivos, inicio precoz en el consumo de sustancias, conductas delictivas, etc.

problemas-comportamiento-infancia-2

Origen de este tipo de problemas

Ante este tipo de situaciones, son muchos los padres los que consideran que su hijo “ha nacido así”, estableciendo incluso paralelismos con otros miembros de la familia: “es igual que su padre”. Esta situación genera en muchos casos un sentimiento de frustración ante la creencia de que su hijo no puede cambiar ya que “él es así”. No obstante, son muchas las personas que desconocen que las conductas de los hijos están condicionadas o controladas por variables propias de los padres como el estilo educativo, la comunicación familiar, la presencia o ausencia de límites, así como el uso de refuerzos (premios) y castigos.

Por lo que respecta al origen y mantenimiento de estos comportamientos infantiles, se han descrito diferentes factores:

  • Las consecuencias de la conducta. Un determinado comportamiento es más probable que se repita cuando va seguido de una consecuencia positiva (no tener que realizar una tarea desagradable como sacar la basura u obtener un premio como poder salir a la calle) que cuando va seguido de un consecuente negativo (no poder salir a la calle como castigo).
  • Interacciones familiares. Los modelos familiares (los ejemplos de interacción de los familiares), los vínculos afectivos, la supervisión por parte de los progenitores o el estilo educativo pueden favorecer la aparición de determinados comportamientos. Un ejemplo de ello es la influencia ejercida por la presencia de un estilo educativo punitivo (basado en el castigo continuo) por uno de los progenitores y permisivo (con ausencia de castigos independientemente de la conducta de los hijos) por parte del otro.
  • Características individuales. Se han descrito diferencias personales (vulnerabilidad, predisposición, temperamento…) que en interacción con otros factores de tipo ambiental o familiar pueden facilitar el origen de esta problemática. Por lo general, se destacan las diferencias en el desarrollo emocional, en la capacidad de empatía o en la resolución de problemas, encontrando que estos niños generan menos alternativas ante un determinado problema y esperan menos consecuencias negativas de sus actos.
  • Otros factores del ambiente. Elementos como el ambiente urbano o el nivel socioeconómico pueden propiciar la aparición de comportamientos delictivos o conflictivos, especialmente cuando interaccionan con los factores anteriores o por la influencia de las “pandillas” o los grupos de amigos. No obstante, este tipo de comportamiento pueden aparecer en cualquier contexto social, nivel cultural, económico…, no siendo exclusivo de “barrios marginales” o conflictivos.

A partir de la identificación de esta lista de factores, se han desarrollado diferentes intervenciones dirigidas a la reducción de este tipo de comportamientos y la sustitución por otros más adaptativos o aceptados por la sociedad.

Rafael Fenoy Castaño, psicólogo en Aesthesis – Psicólogos Madrid

REFERENCIAS

Cabeza, I. (2012). Problemas de Conducta en la Infancia – Cinteco. [online] Cinteco. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web http://www.cinteco.com/problemas-de-conducta-en-la-infancia/

Llort, S. (2016). Psicodiagnosis: Psicología infantil y juvenil. [online] Psicodiagnosis.es. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web http://www.psicodiagnosis.es/areageneral/ciclo-evolutivo/problemas-conducta-infantil/index.php

Llort, S. (2016). Psicodiagnosis: Psicología infantil y juvenil. [online] Psicodiagnosis.es. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web: http://psicodiagnosis.es/areaclinica/trastornosdeconducta/trastornosconductainformaciongeneral/index.php

Moreno, I. y Revuelta, F. El trastorno por negativismo desafiante. Intervención en los trastornos del comportamiento infantil. Ediciones pirámide.

Álava, S. (2015). Problemas de conducta en los niños. [online] guiainfantil.com. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web: http://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/conducta/tratamiento-para-bebes-ninos-y-adolescentes-con-problemas-de-conducta/

Vanguardia, L. (2015). Detectar problemas de conducta en niños y adolescentes. [online] La Vanguardia. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web: https://www.lavanguardia.com/salud/psiquiatria/20150428/54430253529/detectar-problemas-conducta-ninos-adolescentes.html 

(2010). Trastornos de conducta en los niños. [online] HOLA USA. Revisado el 8 de junio de 2016 del sitio web: http://www.hola.com/salud/enciclopedia-salud/2010051945416/pediatria/enfermedades-transtornos-infantiles/trastornos-de-conducta-en-los-ninyos/

También te puede interesar...

2 thoughts on “Problemas de comportamiento en la infancia

  1. …el tema es tratado con un lenguaje comprensible, para cualquier lector. lo que valoro altamente. ( sugiero lo siguiente: cuando se utilicen conceptos técnicos ruego una nota de tipo explicativa, gracias).

    1. Buenas tardes, Javier:
      Nos parece una sugerencia muy buena ya que puede clarificar la lectura del post. Gracias por tu aportación.
      Saludos,
      Equipo Aesthesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *