¿ Qué es la “Cleptomanía”?

Posted on Posted in Psicología clínica

Las personas cleptómanas sienten un impulso irrefrenable de sustraer objetos, ¿en qué consiste su diagnóstico?,¿cómo abordarlo en terapia?

que es la cleptomania, psicología, mujer en tienda de abalorios

¿Qué es la “Cleptomanía”?

La cleptomanía es un desorden psiquiátrico que está tipificado en la categoría de “trastornos disruptivos y del control de impulsos”, según el “Manual Diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales” (DSM), editado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, un manual de diagnóstico que es un referente en al ámbito de la psiquiatría y de la psicología clínica. Así, según el DSM, la persona que es denominada cleptómana tiene una conducta repetitiva de apropiarse de aquellos objetos que le son ajenos.

No obstante, a diferencia de lo que ocurre en la conducta de las personas que roban por lucro, la finalidad de la persona cleptómana no es la de enriquecerse buscando un beneficio personal, sino que el propio acto de robar se convierte en sí mismo en su objetivo, siendo lo que produce el refuerzo y beneficio. A esto último cabe añadir que, en el caso de la cleptomanía, aquellos objetos que se sustraen suelen carecer de valor y utilidad para la persona.

El problema de la cleptomanía radica en que la persona que la padece, al sufrir un trastorno del control de los impulsos, cuando estima que las circunstancias son propicias, se ve irremediablemente obligada a satisfacer rápidamente el impulso de sustraer cualquier objeto independientemente de su valor, sin premeditación ni planificación previa. El acto del robo a menudo viene acompañado de una fuerte ansiedad para la persona, que la conducta de robar disminuye reduciendo la sensación de malestar, para posteriormente padecer sentimientos de culpa y/o vergüenza en la mayoría de los casos. Es por ello que las personas que padecen cleptomanía aceptan las medidas oportunas para controlar los impulsos y recibir ayuda por parte de los diferentes recursos asistenciales que tienen a su alcance. 

Si bien la cleptomanía fue definida a finales del siglo XIX, actualmente sigue siendo un trastorno en el que es difícil establecer generalidades que lo precisen, ya que las investigaciones proceden de informes de casos únicos y es difícil conocer la prevalencia real, lo que al mismo tiempo genera dificultad para conocer las causas, el curso y el tratamiento adecuado.

A pesar de ello, cada vez se conocen con mayor profundidad las características que definen la cleptomanía, lo que ayuda a entender la diferencia entre una persona que comete un acto delictivo y aquella que realiza ese mismo comportamiento promovido por la impulsividad asociada a un desorden psicológico. Hoy en día, en ocasiones aparecen noticias en los medios de comunicación que señalan la presencia de dicha problemática en personas conocidas que cometen este tipo de conductas, ¿a qué responden estos comportamientos?

¿Quiénes sufren Cleptomanía?

cleptomana, trastorno psicologico, mmujer con bolso lleno de cosasSegún datos de la policía, se calcula que en torno al 5% de los robos que se producen en España son resultado de personas cleptómanas. Se trata de un trastorno que a menudo se desencadena en la adolescencia, prosigue en la edad adulta y puede prolongarse hasta la vejez, y que, a diferencia del resto de trastornos de impulso, padecen más las mujeres que los hombres, en una proporción de 3 a 1 superior en ellas que en ellos. 

En la mayoría de los casos, la conducta de las personas cleptómanas está afectada por el deterioro de otras áreas vitales como el ámbito familiar, el social, el laboral o el personal. En muchas ocasiones, además, hay comorbilidad con otros trastornos como la ansiedad, la depresión, trastornos del estado de ánimo, trastornos de la personalidad, la adicción al alcohol o las drogas, o la adicción a las compras. Por todo ello, es importante que un profesional realice una evaluación en profundidad en cada caso.

La cleptomanía ha sido comparada también con los comportamientos adictivos al compartir ciertas características, como el alivio tras la conducta de robo y el consiguiente sentimiento de culpa una vez que este se ha cometido, al ser conscientes de haber realizado un acto delictivo. 

En base a todo lo anterior, las características que se encuentran dentro del perfil psicológico de la persona con cleptomanía son:

  • Generalmente mujeres
  • Padecen sentimientos de culpa, tristeza y estados de ansiedad
  • Padecen un trastorno de control de impulsos, con deseo irrefrenable de robar
  • Pueden padecer algún tipo de adicción:  al alcohol y/o las drogas, o adicción a las compras
  • Tienen conciencia del acto de robar, tanto por ser inadecuado como por no tener sentido al no haber afán de lucro real

Tal y como señalan algunos expertos, se trata de un trastorno que no es muy frecuente, si bien es cierto que, debido a la dificultad en su diagnóstico, puede haber un mayor número de casos de los que se conocen en realidad. Esto es debido a que se necesitan varias consultas para que el paciente sea capaz de reconocer las conductas de robo, y querer buscar soluciones a este problema, cuando comienza un proceso terapéutico.

Para su diagnóstico, es importante detectar un número considerable de hurtos a lo largo de un periodo de 6 meses, ya que, en ocasiones, una persona puede realizar robos puntuales. La gravedad y frecuencia de la cleptomanía es variable y se debe realizar una buena evaluación para establecer un diagnóstico.

¿Cómo se puede abordar la Cleptomanía ?

La cleptomanía, como muchos otros trastornos psicológicos, es abordable, y por tanto se puede solucionar a través de un buen proceso terapéutico. El primer paso, fundamental para poder intervenir y buscar soluciones al malestar que genera, es el de tomar conciencia de la problemática.

Una manera de comenzar a hacer frente a la cleptomanía es disminuir aquellos estímulos que generan en la persona el impulso o deseo de cometer un robo. Por ejemplo, cambiar el recorrido habitual del paciente para evitar aquellos espacios donde se produce esta conducta, ir acompañado por un familiar o amigo, o incluso reducir el tamaño del bolso. Se tratan de ciertas cautelas que se pueden tomar con el fin de buscar una primera mejoría.

No obstante, conviene abordar otras problemáticas o preocupaciones del paciente que puedan estar, de un modo u otro, contribuyendo a mantener el problema, y que pueden incidir notablemente en su empeoramiento o mejora.  Como se ha mencionado anteriormente, la persona puede estar sufriendo depresión, ansiedad, adicción… y estar teniendo problemas en alguna de sus áreas vitales: personal, familiar, social, laboral… 

“Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos”
Viktor Emil Frankl (1905-1997) Neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la “Logoterapia”

 

Sara Muñoz Jiménez, Psicóloga en Aesthesis – Psicólogos Madrid
Referencias:

American Psychiatric Association. (2014). DSM-5: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Artmed Editora. Recuperado el día 17 de mayo del 2018 del sitio web: https://es.slideshare.net/Josefbg/dsm-5-manual-diagnstico-y-estadistico-de-los-trastornos-mentales

Romeu Llabrés, H. (2017). Cómo tratar a un cleptómano. [online] DrRomeu. Recuperado el día 17 de mayo del 2018 del sitio web: https://www.drromeu.net/como-tratar-un-cleptomano/

Pinilla, M. (2018). La cleptomanía más allá de Cifuentes: qué es, cuáles son sus causas y cómo se cura. [online] yasss. Recuperado el día 17 de mayo del 2018 del sitio web: https://www.yasss.es/sabiduria-pop/cleptomania-cifuentes_0_2552550695.html

Prado, A. (n.d.). Perfil de la persona con cleptomanía | DeEllas. [online] DeEllas. Recuperado el día 30 de mayo el 2018: https://www.deellas.com/perfil-de-la-persona-con-cleptomania

Velasco, M. and Prats, M. (2018). Qué es la cleptomanía, por qué se produce y cómo se trata. [online] El Huffington Post. Recuperado el día 30 de mayo del 2018 del sitio web: https://www.huffingtonpost.es/2018/04/25/que-es-la-cleptomania-por-que-se-produce-y-como-se-trata_a_23419800/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *