Agorafobia: causas y factores determinantes

Posted on Posted in Psicología Clínica

Actualmente, debido a la situación de pandemia mundial que estamos atravesando, y teniendo en cuenta las medidas sanitarias recomendadas, muchas personas acuden a consulta con cuadros de agorafobia. ¿Qué es la agorafobia? ¿Cuáles son sus causas?

causas de la agorafobia

Agorafobia ¿qué es?

Agorafobia hace referencia etimológicamente a los términos ágora (plaza) y phobos (fobia), siendo su significado literal “miedo a la plaza pública”, que se interpreta como “miedo a los espacios abiertos”.

La agorafobia define la respuesta de miedo o ansiedad acusados que experimenta una persona en lugares públicos, se incluyen además temores a las multitudes y a la dificultad para poder escapar inmediatamente a un lugar seguro (el hogar). Como consecuencia de este miedo, la persona evita las situaciones temidas, las soporta con gran ansiedad o necesita ser acompañada. 

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-5), la agorafobia es un miedo o ansiedad intensa acerca de dos o más de las cinco situaciones siguientes:

  1. Uso de transporte público (autobús, metro, tren, avión…)
  2. Estar en espacios abiertos (mercados, puentes, aparcamientos…)
  3. Estar en sitios cerrados (teatros, cines, tiendas…)
  4. Hacer cola o estar en medio de una multitud
  5. Estar fuera de casa solo

En las personas con agorafobia es común la evitación de estas situaciones, debido a la idea de que escapar podría ser difícil o podría no disponerse de ayuda si aparecen síntomas tipo pánico u otros síntomas incapacitantes o embarazosos. Dado que este tipo de situaciones provocan miedo y ansiedad en las personas con agorafobia, éstas suelen requerir de la presencia de un acompañante para hacerles frente.

Es frecuente que la evitación, como medida de seguridad, pueda ser enmascarada en el uso de sustancias (ansiolíticos y alcohol) para hacer frente a la ansiedad que produce la situación.

Cuando hablamos de agorafobia, es importante hacer referencia a los trastornos de pánico, ya que existe una asociación entre ambas en un 75% de las ocasiones.

 

Causas de la Agorafobia

La agorafobia suele comenzar en la adolescencia tardía y la temprana adultez y causa un malestar significativo tanto en el ámbito social como en el laboral y en otras áreas de funcionamiento. Diversos autores plantean como posibles factores desencadenantes de la agorafobia los que se mencionan a continuación. 

Características personales

Algunas características de la personalidad pueden contribuir con mayor probabilidad a que se desencadene la agorafobia o a agravar la sintomatología de este trastorno: mayor sensibilidad a la ansiedad, baja asertividad, tendencia al retraimiento social, miedo a la evaluación negativa, alto nivel de introversión.

Experiencias de la infancia

Las experiencias vividas en la infancia pueden generar agorafobia en el adolescente o adulto, destacan los rasgos tanto de sobreprotección como de falta de cariño por parte por parte de los progenitores, ambs situaciones pueden dar lugar a problemas en el desarrollo de la independencia de la persona.

Es posible, también, que experiencias de separación y/o ansiedad vividas en la infancia estén presentes en cierto nivel en el desarrollo de agorafobia, de ahí la importancia de contar con una figura de apego que regule emocionalmente las respuestas y conductas del niño/a, adquiriendo de esta forma una capacidad de regulación psicofisiológica propia ante las ansiedades o angustias que puedan aparecer a lo largo de la vida.

Por último, es importante tener en cuenta posibles abusos sexuales o maltrato físico durante la infancia, estando estos factores de riesgo muy presentes en el desarrollo de diversos problemas psicológicos durante el desarrollo de la persona.

Eventos estresantes

Determinadas situaciones vitales que provocan un nivel de estrés agudo en la persona pueden contribuir en el inicio de la agorafobia. Algunos de los más comunes podrían ser conflictos interpersonales, familiares o maritales, muertes o enfermedades de personas significativas, consumo de drogas, estrés laboral/escolar o problemas económicos. Estos acontecimientos pueden generar comportamientos fóbicos en personas con cierta vulnerabilidad para ello. Asimismo, dicha vulnerabilidad sería resultado de la interacción de variables biológicas, psicológicas y ambientales.

A pesar de los posibles factores que pueden influir en la adquisición de miedo a determinadas situaciones, conviene destacar la posibilidad de que un evento estresante (o un conjunto de ellos) juegue un papel en el desarrollo de la agorafobia pero que posteriormente sea resuelto y no contribuya a la persistencia del problema. Asimismo, determinados sucesos estresantes que no tuvieron un papel en el inicio y desarrollo de la agorafobia pueden ocurrir más tarde y contribuir al mantenimiento o agravamiento de la misma.

Experiencias traumáticas

Sucesos traumáticos vividos directamente por la persona que han tenido lugar fuera del hogar, así como ver a otros individuos tener experiencias traumáticas fuera de casa o mostrar miedo ante ciertas situaciones, parecen ser factores importantes en el inicio de agorafobia. Estos sucesos traumáticos suifridos en primera persona o a través de otros son ataques de pánico, desmayos, asfixia, náuseas o sudoración intensa.

Proceso de atribución errónea

Cuando se vive una situación en la que se siente una ansiedad intensa, incluso un ataque de pánico, las sensaciones corporales que se han padecido quedan asociadas a las situaciones ambientales, y tales situaciones ambientales pasan a ser situaciones temidas generando la agorafobia. Esas situaciones de extrema ansiedad en realidad pueden ser generada por factores como problemas médicos, conflictos interpersonales, cambios hormonales, hipoglucemia, el uso de fármacos/drogas, u otros eventos estresantes, pero la persona las asocia con situaciones ambientales concretas que acaba temiendo: estar fuera de casa, aglomeraciones de gente, amplios espacios abiertos…. Este miedo, además, puede extenderse a otras situaciones ambientales a través de la generalización, llegando a sentor miedo, ansiedad, incluso pánico, en multitud de situaciones y entornos.

 

Agorafobia y Ataque de Pánico

Como se ha mencionado, cuando se habla de agorafobia es importante hacer referencia a los ataques de pánico, ya que existe una asociación entre ambas en un 75% de las ocasiones.

En los ataques de pánico, gran parte del mantenimiento del problema viene causado por el recuerdo o la sensación de revivir de nuevo las manifestaciones corporales internas experimentadas en un primer episodio de ataque de pánico. Este hecho lleva a la persona a esforzarse por evitar los síntomas tanto corporales como cognitivos o emocionales que puedan desencadenar un ataque de pánico, evitando también las situaciones ambientales en las que se produjo el hecho traumático causante del pánico.

Siguiendo esta argumentación, la agorafobia puede ser una consecuencia generada por un ataque de pánico, al configurarse como una estrategia de afrontamiento al pánico, ya sea evitar el estímulo fóbico en ausencia del mismo, o realizando conductas de huida o escape en presencia de tales estímulos.

Si crees que tú, o alguien cercano a ti, está sufriendo agorafobia, no dudes en consultarnos, podemos ayudaros. ¡Contacta con nosotros!

Laura Cruz Navarro, psicóloga en Aesthesis Psicólogos Madrid

Referencias

APA, Asociación Americana de Psiquiatría (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, 5ª Ed. (DSM-5). Editorial Médica Panamericana.

Asociación Mentes Abiertas (s.f.). Trastorno de pánico con agorafobia. Mentesabiertas.org. https://www.mentesabiertas.org/trastornos-de-ansiedad/trastorno-de-panico-con-agorafobia/tratamiento-psicologico/psicologos/terapia-adultos-infantil/asociacion-psicologia-madrid

Barlow, D.H., Raffa, S.D. y Cohen, E.M. (2002). Psychosocial treatments for panic disorders, phobias, and generalized anxiety disorder. En P. Nathan y J. Gorman (Eds.), A guide to treatments that work (2ª ed., pp. 301-335). Oxford University Press.

Berger, F. K. (2020). Agorafobia. Medlineplus.gov. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000923.htm

García, J. A. (1999) Agorafobia criterios diagnósticos. http://www.cop.es/colegiados/M-00451/cie10_DSMIV.htm

Gómez, A. E. (2012). Trastornos de ansiedad. Agorafobia y crisis de pánico [Archivo PDF]. Farmacia profesional, 26 (6), 32-39. https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-pdf-X0213932412678054

Mayo Clinic (s.f.). Agorafobia. Mayoclinic.org. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/agoraphobia/symptoms-causes/syc-20355987

También te puede interesar