¿Cómo influyen las Nuevas Tecnologías en los Adolescentes?

Posted on Posted in Psicología de la Salud

Actualmente, las nuevas tecnologías están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana, y especialmente en el día a día de los más jóvenes… ¿Cómo influyen las nuevas tecnologías realmente sobre la vida de los adolescentes?

como influyen las nuevas tecnologias en los adolescentes, chica frente a pantalla con iconos nuevas tecnologías

Las TICS (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) son todas aquellas herramientas y programas que tratan, administran, transmiten y comparten la información mediante soportes tecnológicos. Abarcan desde las tecnologías clásicas como la radio y la televisión hasta las nuevas tecnologías centradas fundamentalmente en internet. Dentro de estas últimas pueden incluirse una amplia variedad, las más usadas entre los jóvenes son el ordenador, el teléfono móvil, la tablet, la consola de juegos y la televisión, con todo el entramado de opciones que ofrece internet, con especial foco en todo el mundo de las redes sociales online. Todas estas nuevas tecnologías tienen efectos positivos sobre los adolescentes, pero hay que tener presente que también pueden suponer grandes riesgos para su salud. 

Ventajas del uso de las Nuevas Tecnologías en los Adolescentes

Las nuevas tecnologías, especialmente internet, han revolucionado el mundo de la información, y los adolescentes han sabido cómo aprovechar todos sus beneficios. Algunas de las ventajas de las nuevas tecnologías para los jóvenes son:

  • Mejoran la comunicación. Gracias a las nuevas tecnologías es posible la comunicación entre personas desde cualquier parte del mundo, en cualquier momento y de manera continua y permanente. Es decir, se han reducido, casi eliminado, las barreras geográficas en la comunicación.
  • Facilitan el proceso de socialización. Los adolescentes hacen un gran uso de las redes sociales como Instagram y Facebook, y de las aplicaciones para conversar como los chats de WhatsApp, Messenger… A través de estas nuevas tecnologías, los jóvenes se sienten integrados en un grupo social con el que puede compartir sus aficiones e incluso sus inquietudes. Además, el posible anonimato y la ausencia de contacto visual hace que se expresen y hablen de temas que en una conversación «cara a cara» les resultaría tremendamente complejo. 
  • Fácil acceso a la información. Las nuevas tecnologías han posibilitado el acceso a todo tipo de contenido informativo de una forma mucho más sencilla y rápida, sin necesidad de desplazamiento y obteniendo cualquier información en el momento. Además, sirven de ayuda para la solución de problemas cotidianos relacionados con la convivencia, las vivencias del día a día, etc., y también para obtener información para sus estudios.
  • Nuevas formas de aprendizaje. Las nuevas tecnologías facilitan a los jóvenes el acceso a la formación a través de cursos, talleres, conferencias, webinars (clases y seminarios transmitidos online en directo en los que se puede participar) de manera online sin la obligación de asistir presencialmente a ellos. Es un tipo de formación que puede enriquecer enormemente el conocimiento y potencian el desarrollo de habilidades mentales.
  • Ocio y entretenimiento. Las nuevas tecnologías posibilitan el acceso a múltiples recursos de ocio y entretenimiento como blogs, periódicos o revistas online, juegos, películas, series, música, conciertos en directo, etc. Nuevas formas de ocio que también potencian múltiples habilidades psicosociales. 

Inconvenientes del uso de las Nuevas Tecnologías en los Adolescentes

influencia nuevas tecnologias en los adolescentes, grupo de jovenes usando el movil y sin hablar

Los adolescentes son un grupo de población especialmente vulnerable en poder desarrollar conductas de riesgo relacionadas con internet y las nuevas tecnologías, al estar en una edad que se caracteriza por tener dificultades para medir los riesgos, la falsa sensación de invulnerabilidad, la necesidad de socializar y también la necesidad de intimidad.

Los problemas asociados a las nuevas tecnologías que con más frecuencia afectan a los jóvenes están relacionados con uso desmedido de éstas y con problemas de seguridad personal, ello eclipsa las múltiples ventajas señaladas de las nuevas tecnologías y las convierte en herramientas que pueden provocar graves daños en los adolescentes. Nombramos a continuación los problemas más frecuentes. 

  • Interferencia con otras actividades: estudio, ejercicio y deporte, ocio, sociabilidad… Un uso excesivo de las nuevas tecnologías genera múltiples distracciones que desplazan la atención de las actividades importantes del día a día hacia un uso desmedido de estas tecnologías, en detrimento de otras actividades importantes como estudiar, hacer ejercicio, ocio cultural, incluso sociabilizar más de manera presencial con los amigos. Además, la ausencia de planificación de un horario que ayude a realizar todos los quehaceres necesarios, favorece que la nuevas tecnologías interfiera aún más. 
  • Falta de privacidad y uso indebido de datos personales. Los adolescentes suelen hacer uso de la nuevas tecnologías sin tomar las necesarias precauciones de seguridad, por lo que jóvenes y niños ponen en riesgo su intimidad, y pueden estar dejando totalmente desprotegida sensible información personal.
  • Exceso de información disponible. La numerosa información expuesta a través de las nuevas tecnologías supone un riesgo en cuanto al tiempo invertido en encontrar información concreta, tanto en su localización como en su filtrado, restando tiempo a otras actividades diarias de mayor importancia.
  • Información inapropiada. Ese mismo exceso de información facilita que los adolescentes encuentren a través de las nuevas tecnologías información inapropiada, no fiable, no verificada, que pueden influir en la percepción del mundo que les rodea y en su propia conducta. Internet cuenta con múltiples informaciones referentes a la violencia, el racismo, movimientos radicales, violencia de género, homofobia, prácticas sexuales…
  • Aislamiento social y retraso en el desarrollo de las habilidades sociales. El uso continuado de las nuevas tecnologías por los adolescentes puede generar aislamiento social al dejar de realizar actividades con los grupos sociales de pertenencia y con ello, pueden verse afectadas las habilidades sociales, imprescindibles para muchos ámbitos.
  • Nuevas vías para el acoso. Uno de los mayores problemas que ha provocado internet es generar nuevas vías para el acoso, facilitando el anonimato y los perfiles falsos . En el ámbito online se denomina ciberbullying al acoso llevado a cabo utilizando las nuevas tecnologías, se trata de someter a la persona acosada a través de humillaciones y chantajes, así como amenazas, mediante el uso o difusión de información, fotografía o vídeos privados o personales a través de las redes sociales, aplicaciones como Whatsapp, etc. El ciberbullying, o acoso escolar online, es algo que está proliferando entre los jóvenes de manera alarmante. Otra nueva vía muy preocupante de acoso online es el grooming, una serie de conductas y acciones deliberadas llevadas a cabo por un adulto con la finalidad de ganarse la amistad de un menor de edad conectando con él emocionalmente e intentando disminuir sus inhibiciones para poder abusar sexualmente de él.
  • Favorece el sedentarismo y sobrepeso. En muchas ocasiones las nuevas tecnologías restringen el espacio del juego y las actividades de ocio al uso de los dispositivos electrónicos, sin apenas movilidad, lo que está favoreciendo el sedentarismo, y con ello el sobrepeso en los adolescentes. 
  • Dificultades para conciliar el sueño. Existe una relación directa entre la calidad e higiene del sueño y el mal uso de las nuevas tecnologías. Se ha establecido recientemente el término Vamping para definir el uso de las nuevas tecnologías hasta altas horas de la madrugada antes de dormir, algo también en aumento en la población más joven. La explicación científica que subyace a este fenómeno es que en la retina de nuestros ojos existen células que reciben luz brillante durante el día y envían mensajes al cerebro indicando que es momento de estar despierto. El cerebro frena así la liberación de la hormona del sueño hasta que llega la noche, cuando vuelve a generarla nuevamente. Pero si los ojos reciben luz directa durante la noche, como la que emiten los aparatos electrónicos, el cerebro no logrará percibir la diferencia entre día y noche, pudiendo causar esto trastornos del sueño como insomnio o pesadillas.
  • Adicción a las nuevas tecnologías. Algunos adolescentes usan las nuevas tecnologías durante un largo período de tiempo ya no sólo por la búsqueda de gratificación, al considerar el uso de las nuevas tecnologías una actividad placentera, sino también para reducir el nivel de ansiedad que les produce el hecho de no utilizarlas. Es decir, han llegado al punto en el que se han vuelto adictos a las nuevas tecnologías, y si no las usan, padecen gran ansiedad.  

¿Cómo pueden ayudar los padres en la gestión de las Nuevas Tecnologías de los Adolescentes?

adiccion nuevas tecnologias adolescentes, chica con movilLos padres ocupan un papel clave en la prevención de los problemas relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación (TICS), dado que la prevención es en esencia un proceso educativo en el que los padres y otros agentes sociales como los profesores, otros familiares, etc., facilitan a los adolescentes conocimientos, destrezas y habilidades que les ayudarán a enfrentarse con mayor o menor éxito a los retos y dificultades de la vida cotidiana.

Es importante, ya no sólo para las conductas adictivas relacionadas con las nuevas tecnologías, sino para cualquier comportamiento que se considere desajustado, que los padres sean capaces de desarrollar con sus hijos un modelo educativo de apoyo basado en el establecimiento de normas que regulen la convivencia familiar, de tal modo que las responsabilidades y los roles entre padres e hijos queden claros, y se favorezca una relación basada en la comunicación y en el diálogo.

En el ámbito concreto de las nuevas tecnologías y en el uso que hacen de ellas los adolescentes, algunas medidas pueden reducir el riesgo de que los jóvenes desarrollen conductas adictivas en relación con las nuevas tecnologías:

Acordar unas normas mediante el diálogo

Regular espacios y tiempos donde sea posible el uso de las nuevas tecnologías, tratando de llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso, negociando con los adolescentes si es necesario, e incluso realizar un contrato en el que consten las normas a cumplir por ambas partes. Pero además, es sumamente importante dialogar con los más jóvenes sobre las ventajas y desventajas de las nuevas tecnologías, acostumbrar a los hijos a que no utilicen el móvil, ordenador, etc., durante los espacios compartidos con la familia, (comidas, cenas…), tratando de transmitir la importancia de destinar ese tiempo a la comunicación. También hay que evitar que se conecten durante la noche para asegurar su descanso y evitar posibles trastornos del sueño ya mencionados.

Conocer los hábitos de uso de internet de nuestros hijos

Debemos mantener una comunicación fluida y diaria con nuestros hijos, preguntarles sobre sus actividades diarias, sus preocupaciones, sus relaciones sociales, sus hábitos, etc. Y debemos supervisar su actividad en internet, hablar con ellos sobre lo que hacen cuando utilizan las nuevas tecnologías, preguntarles a qué redes sociales pertenecen, para qué las utilizan, qué buscan en internet, quiénes son sus amigos, etc. 

Destacar la importancia de realizar otras actividades

Enseñarles a planificar el tiempo de tal manera que no lo dediquen única y exclusivamente al empleo de las nuevas tecnologías, y aprovechen para realizar otras actividades importantes como estudiar, leer un libro, hacer ejercicio o salir con los amigos. 

Bloqueo de páginas web

Los padres o tutores deben aprender a utilizar todos los recursos de control que ofrecen también las nuevas tecnologías, como los múltiples sistemas de protección disponibles para evitar el acceso a páginas no apropiadas para menores.

Ofrecer consejos constructivos

Es imprescindible transmitir a los hijos importantes conocimientos acerca del mundo online para tratar de evitar las consecuencias negativas del uso de las nuevas tecnologías, darles consejos como que no se crean todo lo que aparece en internet, que no respondan a mensajes amenazantes o que les hagan sentir mal, que piensen bien lo que publican en las redes sociales ya que cualquier persona puede acceder a esa información, que no transmitan información personal, que no establezcan contacto con desconocidos online, etc. Siempre tratando de hacerles comprender los peligros a los que se enfrentan, sin imposiciones, sino logrando el entendimiento. 

Lo mejor que pueden hacer padres y educadores para ayudar a los adolescentes a utilizar correctamente las nuevas tecnologías es estar informado sobre la utilización de internet, sus novedades, y sus amenazas. La página de la Oficina de Seguridad del Internauta dispone de numerosa información de gran calidad, y además cuenta con una sección especial denominada «Internet Segura for Kids» con múltiples informaciones y recursos para padres y educadores. 
Laura Cruz Navarro y Patricia Durán Sánchez, psicólogas en Aesthesis Psicólogos Madrid
Referencias

Labrador, F., Requesens, A. y Helguera, M. (2015). Guía para padres y educadores sobre el uso seguro de Internet, móviles y videojuegos. Recuperado el 7 de abril de 2020 en el sitio web: https://www.ucm.es/data/cont/docs/guia-internet-padres-educadores.pdf

Lorenzo, Crespo, G., Aguilar R., Bueno, F.J., Aleixandre R., Valderrama, J.C. (2015). Los adolescentes y las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Guía para padres ayudándoles a evitar riesgos. Recuperado el 7 de abril de 2020 en el sitio web: http://digital.csic.es/bitstream/10261/132633/1/TICPadres.pdf

Marcos, M.M. (2013). La influencia de las TIC en el desarrollo del preadolescente y adolescente: hacia una ciudadanía digital responsable. Trabajo Fin de Máster. Universidad de Valladolid. Recuperado el 7 de abril de 2020 en el sitio web: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/3775

Pin, G. y Cubel, M. (2007). El pediatra y la Medicina del Sueño. Un reto del siglo XXI. Evidencias en Pediatría, 3. Recuperado el 7 de abril de 2020 del sitio web: https://evidenciasenpediatria.es/articulo/5128/el-pediatra-y-la-medicina-del-sueno-un-reto-del-siglo-xxi

Salmerón, M. A. (2015). Influencias de las TIC en la salud del adolescente. Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, 3. Recuperado el 7 de abril de 2020 del sitio web: http://www.adolescenciasema.org/wp-content/uploads/2015/06/adolescere-2015-vol3-n2_18-25_Influencia_de_las_TIC.pdf