¿Cuántos regalos deben recibir los niños?

Posted on Posted in Psicología Infantil

Son muchos los padres y familiares los que invierten cada año una mayor cantidad de esfuerzo, tiempo y dinero para que los pequeños de la casa se conviertan en los auténticos reyes durante el 6 de enero, pero ¿los regalos pueden tener repercusiones negativas? ¿Cuál es el número de regalos que debe recibir un niño?

cuantos regalos deben recibir los niños

 

Llega el día de Reyes y se refleja una estampa similar en la mayoría de los hogares españoles, niños abriendo una gran cantidad de regalos. Para muchos pequeños, se trata de uno de los días más esperados del año, un evento en el que la ilusión, la alegría y, en ocasiones, la disconformidad o la frustración, inundan estos hogares.

Este día se ha convertido en un evento que ha contribuido a un incremento desmesurado del consumismo, una lucha por querer convertir a los más pequeños en los “privilegiados” que han recibido un número de regalos desproporcionado sin pararse a pensar en las repercusiones negativas de este hecho.

Por otro lado, se ha producido un cambio notable del tipo de regalos que “se le piden a los reyes”. En la actualidad los regalos tecnológicos son los más aclamados por los pequeños, como teléfonos móviles, las videoconsolas o tabletas (Rowan, 2013). Una cuestión importante a tener en cuenta por los padres, al elegir este tipo de regalos, es evaluar el tiempo que el niño invierte en estos dispositivos. Es importante ser conscientes de en qué proporción este recurso puede estar reemplazando tiempo de otras actividades más importantes como dormir, leer o socializar con otros niños y/o adultos. De esta manera, se ha visto como exposiciones prolongadas a dispositivos electrónicos, debido a la naturaleza solitaria de algunos de estos juguetes, puede suponer problemas de comportamiento, trastornos del sueño, desarrollo tardío de habilidades sociales que pueden conllevar aislamiento, sedentarismo y problemas asociados, entre otros (Cruz y Durán, 2020; Mas, 2020).

El objetivo de estas advertencias es prevenir a los padres sobre el correcto uso de estos dispositivos, que utilizados correctamente y bajo supervisión, pueden tener algunos beneficios educativos, siempre que no desplacen otras fuentes primarias de diversión, esparcimiento y socialización (Cruz y Durán, 2020).

 

¿Cuántos regalos deben recibir los niños el día de Reyes?

Por lo general, los Reyes Magos son generosos en la mayoría de los hogares españoles, pero hay niños que reciben un número desproporcionado de juguetes. ¿Son realmente afortunados al recibir tal cantidad de regalos? Son muchos los especialistas, entre los que se incluyen psicólogos y pedagogos, quienes consideran que el exceso de regalos conlleva una serie de consecuencias negativas.

En primer lugar, al recibir un arsenal de presentes el niño no posee la capacidad de poder atender a cada uno de ellos, lo que genera una mayor dispersión atencional (Cortés, 2016). Además, se han observado respuestas emocionales de frustración, culpabilidad e incluso rabietas como consecuencia de no poder jugar con cada uno de los juguetes recibidos (Tarrés, 2020).

Asimismo, Maite Vallet (Santos, 2014), afamada pedagoga española, afirma que si los niños reciben de forma reiterada una mayor cantidad de juguetes de los que pueden disfrutar, se perderá la emoción asociada a este tipo de situaciones. Además, algunas de las repercusiones descritas hacen alusión a una mayor inmadurez, una imaginación empobrecida y una exacerbada insaciabilidad materialista, que podrá permanecer a lo largo del desarrollo y la adultez en forma de insatisfacción constante, ya que de pequeños fueron niños que no aprendieron a frustrarse por no obtener todo lo que desean, y habrán desarrollado una baja tolerancia a la frustración, que puede extenderse a distintos ámbitos de la vida (Centro Ertheo, 2018). En definitiva, serán niños sobreestimulados constantemente que no habrán aprendido a aburrirse ni a gestionar su tiempo (Álava, 2015).

Los regalos deben acompañar el deseo de los niños, no aplastarlo. Cuando los regalos llegan todos juntos no hay posibilidad de que el deseo se vaya constituyendo, porque para poder desear de una forma ajustada, es necesario aprender a aceptar que no se puede tener todo. La idea de unos Reyes Magos o Papa Noel que pueden traer de todo con solo pedirlo retrotrae a una fantasía infantil de unos padres omnipotentes, que lo pueden todo. No aprender que no se puede todo y que el deseo tiene sus límites puede generar mayores niveles de frustración en la vida adulta ante limitaciones o problemas en la vida (Esteban, 2017).

Por otro lado, otra cuestión relevante es el incremento del valor de los regalos actuales. En esta línea, la psicóloga Alicia López de Fez (Santos, 2014) afirma que cuando el valor de los presentes es desproporcionado en relación a la edad del infante, pueden “anestesiar” o desconectar valores como la austeridad, provocando que el niño no aprenda a valorar el trabajo y esfuerzo que supone conseguir las cosas.

Entonces… ¿Cuál es el número de regalos más apropiado? Se trata de una pregunta bastante frecuente que ha generado un debate constante a lo largo de mucho tiempo. Por lo general, se defiende que el número de regalos no debe ser superior a tres o cuatro. No obstante, en el caso de que haya un mayor número, es preferible que sean elementos prácticos como material escolar, libros, ropa, etc. (Veiga, 2017).

 

¿Cómo controlar la cantidad de regalos?

Para evitar la llegada de un verdadero arsenal de regalos es precisa la actuación y el control parental. Dicho control requiere del establecimiento de límites que deberán permanecer a lo largo de todo el año, en el sentido de, por ejemplo, ligar la buena conducta del niño a la consecución de algunos de los regalos que haya incluido en la carta el día de Reyes. De esta forma, se podrá contribuir a que los más pequeños puedan apreciar el valor de los juguetes recibidos y a evitar el consumismo. Como consecuencia, podrán entender en esta época la razón por la que no pueden pedir y/o esperar el catálogo completo de juguetes.

También es importante tener en cuenta que, en multitud de ocasiones, los padres buscan demostrar al niño lo importante que es para ellos a través de la cantidad de regalos, especialmente cuando durante el año, debido a la vorágine del día a día, no se pasa el suficiente tiempo con ellos. En ocasiones, esto genera culpabilidad en los padres, que tratan de mitigarla demostrando a los niños que, aunque no pasen mucho tiempo con ellos, son muy importantes, y esa demostración se hace a través de una cantidad desmesurada de regalos en el día de Reyes. Pero como vemos, un exceso de regalos es perjudicial para el desarrollo del niño. La mejor opción para demostrar afecto es dedicarles el mayor tiempo posible y realizar actividades en familia, cuestiones que un regalo nunca podrá sustituir (Herrero, 2017).

Para lograr el objetivo de no inundar a los niños con regalos, se precisa una colaboración de los padres o tutores con antelación. El principal problema en la actualidad son las grandes cantidades de presentes provenientes de otras figuras allegadas (abuelos, tíos…), una situación que, en muchas ocasiones, queda al margen del conocimiento y el control de los progenitores (Caraballo, 2017).

Consejos para controlar la cantidad de regalos

A pesar de la previsión de los padres, son muchas las variables que pueden interferir sobre esta organización previa. Por este motivo, algunos de los consejos para mantener el control sobre la cantidad de regalos de los hijos son los siguientes:

Escribir la carta a los reyes con los hijos

Al realizar esta tarea de forma conjunta, los progenitores podrán ir explicándole a los hijos las razones por las que debería descartar algunos juguetes. También es importante preguntar y ayudar a que el niño se centre en lo que realmente le hace ilusión, de esta forma se contribuirá a realizar una selección y se evitarán las elecciones compulsivas. Además, los más pequeños crearán unas expectativas realistas sobre lo que encontrarán el día de reyes, lo que permitirá prevenir las rabietas o lloros por no haber recibido lo que esperaban.

Controlar los regalos provenientes de otras personas allegadas

Es necesario que los padres compartan abiertamente la necesidad de controlar el número de juguetes que van a recibir sus hijos el día de reyes para evitar la llegada masiva de presentes. El objetivo sería llegar a un acuerdo con los allegados para conseguir que prime la calidad de los regalos y no la cantidad.

Dosificar los regalos cuando haya un número excesivo

En muchas ocasiones las familias no poseen un control absoluto sobre la cantidad de regalos que van a recibir los hijos. Una posibilidad sería guardar parte de estos regalos y entregarlos cuando los niños hayan dado bastante uso a los juguetes que han recibido. Otra opción sería entregar el resto de regalos en otra fecha relevante como un cumpleaños.

Compartir los regalos

Otra posibilidad para gestionar el exceso de regalos consiste en plantear la posibilidad de compartir o donar alguno de ellos. De esta forma, se podrá contribuir a que los hijos realicen una selección de los juguetes recibidos y a despertar el deseo de compartir con los demás.

Regalarles experiencias

Como campamentos a los que irán en el futuro y así aprenderán el autocontrol de recompensas demoradas. Aprenden que la gratificación, aunque no sea inmediata, también puede ser muy reforzante y positiva.

En definitiva, preparar los regalos de Reyes es una ardua tarea que requiere de una adecuada planificación familiar para evitar las posibles repercusiones negativas derivadas de esta época del año.

 

Rafael Fenoy y Elena Zamora, psicólogos en Aesthesis Psicólogos Madrid

 

Referencias

Álava, S. (2015). Cuando los niños tienen demasiados regalos en Navidad. Recuperado de: https://www.guiainfantil.com/articulos/navidad/regalos/ensenemos-a-los-ninos-a-valorar-lo-que-tienen/

Caraballo, A. (2017). El error de dar a los niños todo lo que piden en Navidad. Recuperado de: https://www.guiainfantil.com/blog/navidad/regalos/el-error-de-dar-a-los-ninos-todo-lo-que-piden-en-navidad/

Centro Ertheo (2018). El síndrome del niño hiperregalado. ¿Cómo afecta el exceso de regalos y juguetes en Navidad?. Recuperado de: https://www.ertheo.com/blog/sindrome-nino-hiperregalado-exceso-juguetes/

Cortés, P. (2016). ¿Cuántos regalos deben recibir los niños en Reyes?. Recuperado de: http://www.levante-emv.com/sociedad/2016/01/04/regalos-deben-recibir-ninos-reyes/1361753.html

Cruz, L y Durán, P. (2020).  ¿Cómo influyen las nuevas tecnologías en la adolescencia?. Recuperado de: https://www.psicologosmadridcapital.com/blog/como-influyen-nuevas-tecnologias-adolescencia/

Esteban, L. (2017). Niños, regalos y Navidad: ¿Cómo enseñarles su valor?. Recuperado de: https://www.lauraesteban.es/regalos-ninos-navidad/

Herrero, A. (2017). El exceso de regalos de Navidad genera frustración en tu hijo. Recuperado de: https://www.guiainfantil.com/blog/navidad/regalos/el-exceso-de-regalos-de-navidad-genera-frustracion-en-tu-hijo/

Mas, M. D. (2020). Psicología del regalo para Reyes Magos sin brújula. Recuperado de: https://www.siquia.com/blog/psicologia-del-regalo-para-reyes-magos-sin-brujula/

Rowan, C. (2013). La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño. Recuperado de: http://www.huffingtonpost.es/cris-rowan/influencia-de-la-tecnologia-ninos_b_4043967.html

Santos, E. (2014). ¿Cuántos regalos debe recibir un niño en Navidad?. Recuperado de: http://www.huffingtonpost.es/2014/12/21/limite-regalos-ninos_n_6333606.html

Tarrés, S. (2020). Las fuertes rabietas de los niños en Navidad – Gestionar los berrinches. Recuperado de: https://www.guiainfantil.com/educacion/conducta/las-fuertes-rabietas-de-los-ninos-en-navidad-gestionar-los-berrinches/

Veiga, Y. (2017). ¿Cuántos regalos deben recibir los niños?. Recuperado de: http://www.diariovasco.com/sociedad/201701/04/cuantos-regalos-deben-recibir-20170104083757.html

Comments are closed.