Violencia de género: ¿por qué existe?

Posted on Posted in Psicología social

foto-violencia-genero

En la actualidad, la Violencia de Género es un grave problema social que acaba con la vida de gran número de mujeres cada año. Desde que comenzó 2016, son trece las mujeres que han muerto a manos de sus maridos, parejas o ex-parejas. Este número crece si tenemos en cuenta las que sobreviven, como el caso que ha tenido lugar este fin de semana en Almería. Algunas de ellas habían denunciado y tenían medidas de protección, por lo tanto, ¿qué está fallando?

Es un problema que ha adquirido gran importancia en los últimos años y al que se han destinado muchos esfuerzos, programas y políticas sociales, especialmente desde la entrada en vigor de la Ley 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, aunque es evidente que queda mucho por hacer.

¿Por qué se produce la Violencia de Género?

Quizá el principal motivo sea el conjunto de valores que predominan en nuestra sociedad, los valores patriarcales. La violencia de género es, así, un problema de la estructura de nuestra sociedad.

Tiene su origen en la cultura, las leyes, la lengua, la educación y la religión, que han mantenido a la mujer en una condición de inferioridad. Por ejemplo, en el Derecho, la mujer no ha sido tenida en cuenta hasta hace relativamente poco y ha sido tratada como un objeto y no como una persona con derechos. Esto se refleja en el Código Penal español que, hasta 1963, permitía que un marido matase a su mujer si era adúltera (sin embargo, el marido podía ser adúltero sin que esto tuviera consecuencias). Otro ejemplo es el hecho de que la mujer fuese tratada como una persona sin capacidad para tomar sus propias decisiones no pudiendo controlar su vida, su economía o patrimonio.

foto-violencia-genero-2

Por eso, esta clase de violencia es un mecanismo o instrumento social, justificado por la tradición, mediante el cual las mujeres quedan sometidas a los hombres. Por tanto las relaciones entre ambos sexos y su posición en la sociedad son desiguales, no sólo en el ámbito de la familia sino en otros contextos como el trabajo, economía, sexualidad,… Esta dominación masculina ha impedido el desarrollo de las mujeres.

Habitualmente se habla de otras razones como el consumo de alcohol y otras sustancias, siendo éstas más bien un medio que una causa. Se habla también de las características de las mujeres víctimas como razón de la violencia, sin ser un motivo ya que no existe un perfil de mujer víctima de violencia de género. Pertenecen a distintas clases sociales, con distintas economías, trabajos, esta clase violencia se da en distintos países…

Las únicas características comunes en las víctimas de violencia de género son las derivadas del maltrato, es decir, aquellas que se desarrollan tras sufrir Violencia de Género como la baja autoestima, culpabilidad, aislamiento, dependencia, depresión, estado vigilante constante, abuso de drogas, pérdida de identidad.

Rosa I. Hidalgo-Barquero Torres. Psicóloga col. M-29702.

2 thoughts on “Violencia de género: ¿por qué existe?

  1. Me gustaría una explicación mas amplia sobre la afirmación de que el código penal español vigente en 1963 permitía al marido matar a su mujer si ésta era adúltera.
    Simplemente como no lo puedo creer lo consulto.

  2. Se culpa a los valores patriarcales de este fenómeno de maltrato o violencia de género; pienso que viene de más atrás y más adentro del corazón del hombre.
    Los valores, si son valores, son bueno y nada bueno hace daño a los demás, los valores lo s hemos devaluado, desvirtuado, hasta el punto de que a lo bueno llamamos malo y a lo malo bueno; cuando el amor de los padres lo veíamos como un reflejo del amor de Dios , ¿Cuántos padres matan a los hijos e hijos matan a los padres?, el valor principal es “Padre ama a tus hijos, hijos honra a tus padres ” , “hijos respeta las canas”; el gran mandamiento “no matarás”; marido ama a tu esposa como Cristo amó a la Iglesia” la figura que me manda a amar ha desaparecido, nos la han quitado, sólo me queda amar con el amor muchas veces salvaje que llevo dentro. Hemos tirado el GPS a la cloaca, y nos conducimos sin saber a donde vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *