Consultas Psicología 609 104 835 - Alquiler Despachos 722 546 708 - Info general 91 344 08 62 info@aesthesis.es

Cuidando al cuidador

por | 13 Abr 2016 | Psicología Social

imagen-cuidando-al-cuidador

¿Cómo afectan las enfermedades a los familiares?

Las distintas alteraciones que generan incapacidad (tales como demencias, enfermedades degenerativas, dolor crónico…) produce que aquellos que las sufren requieran el apoyo de otras personas. Esta situación provoca una serie de consecuencias sobre las personas más cercanas al enfermo, especialmente sobre el cuidador principal.

Es posible encontrar ciertas repercusiones como problemas de estado de ánimo, dificultades relacionadas con el sueño o irritabilidad y conflictos sociales, que pueden verse incrementados con el número de horas que el cuidador dedica al cuidado del enfermo y la gravedad de la enfermedad.

Por otro lado, es necesario destacar la situación de estrés que atraviesan los familiares, donde aparece un sentimiento de pérdida debido a que el familiar ya no es el que era. Esto implica la necesidad de modificar las distintas funciones que desempeñan los familiares para adaptarse a esta nueva situación. Todos estos cambios, junto con la necesidad de tratamientos prolongados, cuidados constantes y hospitalizaciones, generan una situación de sobrecarga sobre la persona implicada en su cuidado.

¿Cómo detectar la sobrecarga familiar?

La situación de agotamiento físico y psicológico propia de las personas encargadas del cuidado de otros se denomina Síndrome del Cuidador, producido por la dedicación continua y completa a la persona enferma.

Existe un conjunto de síntomas que permite detectar a aquellos cuidadores que viven una situación estresante:

  • Dormir menos tiempo de lo recomendado.
  • Sentimientos constantes de irritabilidad e impaciencia.
  • Olvidos frecuentes.
  • Enfermar de forma habitual.
  • Sentimientos de agotamiento.
  • Aislamiento del resto de personas.
  • Disminución de las actividades de ocio y sociales.
  • Incremento del consumo de sustancias como alcohol o tabaco.
  • Aumento o reducción del apetito.

imagen-cuidando-al-cuidador2

¿Cómo reducir o prevenir el malestar del cuidador?

Como forma de prevenir los diferentes problemas derivados de esta situación, se ha descrito una serie de recomendaciones que ayudan a incrementar la resistencia de las personas encargadas del cuidado:

  • Realizar ejercicio físico de forma habitual.
  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Llevar a cabo actividades de ocio.
  • Dedicar un mayor tiempo para el sueño y el descanso.
  • Organizar el tiempo.
  • No abusar del consumo de excitantes y otras sustancias poco saludables (café, té, tabaco, alcohol…).
  • Aceptar la ayuda de otras personas.
  • Pedir ayuda cuando sea necesaria.
  • Usar los diferentes recursos de apoyo, como las fundaciones asociaciones, servicios de ayuda domiciliaria, etc.
  • Evitar el aislamiento y fomentar las relaciones sociales.
  • Compartir los sentimientos y preocupaciones con los demás.
  • No culparse por las posibles complicaciones que puedan surgir.
  • Atender a las propias necesidades personales. Dedicarse una mayor cantidad de tiempo.

 

Rafael Fenoy Castaño

Referencias

Crespo, M.C. y  Bayés, A. CONSEJOS SOBRE PSICOLOGÍA PARA PACIENTES CON ENFERMEDAD DE PARKINSON Y SUS FAMILIARES. Recuperado el 12 de abril de 2016 del sitio web: http://www.cuidadorascronicos.com/wp-content/uploads/2015/07/consejos_sobre_psicologia_para_pacientes_con_enfermedad_de_parkinson_y_sus_familiares.208.pdf

Síndrome del Cuidador: Cómo cuidar al que cuida. (2013). Centros de Daño Cerebral de Hospitales Nisa. Recuperado el 12 abril 2016, del sitio web http://www.neurorhb.com/blog-dano-cerebral/sindrome-del-cuidador-como-cuidar-al-que-cuida/

Nuestras redes… ¡SÍGUENOS!

  • Facebook Aesthesis
  • Instagram Aesthesis
  • Twitter Aesthesis
  • YouTube Aesthesis
  • Linkedin - Aesthesis
  • Pinterest Aesthesis

¿Te interesa la Psicología?

¡Suscríbete a nuestro Boletín! Sólo recibirás un resumen de nuestros últimos artículos una vez al mes

A nosotros tampoco nos gusta el spam, sólo recibirás informaciones relevantes

Aesthesis Psicólogos Madrid (Centro Aesthesis S.L.), utilizará la información que proporciones en este formulario para enviarte periódicamente artículos de su BLOG de Psicología, así como eventualmente información referente a la compañía, sus novedades, sus productos y servicios, y sus informaciones y promociones comerciales.

De conformidad con las normativas de protección de datos te facilitamos la siguiente información del tratamiento:

RESPONSABLE: Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Centro Aesthesis S.L. (B86616109) como compañía responsable de esta web.

FINALIDAD: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que facilitas en este cuestionario es el envío periódico del Boletín Blog Aesthesis.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

DERECHOS: Puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación, portabilidad, limitación, oposición y supresión de tus datos a través del correo electrónico info@aesthesis.es.

MÁS INFORMACIÓN: Puedes consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.

También te puede interesar:

Maltrato a los Ancianos. Tipos y factores de riesgo

Maltrato a los Ancianos. Tipos y factores de riesgo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1 de cada 6 personas mayores de 60 ha sufrido algún tipo de abuso en entornos comunitarios. Esta terrible situación atenta contra la...

Miedo a Quedarme Soltera o Soltero

Miedo a Quedarme Soltera o Soltero

  Miedo a Quedarme Soltera o Soltero: Anuptafobia La anuptafobia es el miedo irracional, persistente e injustificado a quedarse soltera o soltero para siempre. La sintomatología de esta fobia...

La Corrupción desde la Psicología Social

La Corrupción desde la Psicología Social

  ¿Qué es la Corrupción? Una definición genérica de la corrupción podría ser “el abuso de un poder encomendado para beneficio personal” (Transparency International, 2009, p.14), pero en...