Consecuencias psicológicas de la psoriasis

Posted on Posted in Psicología de la Salud

La psoriasis afecta a alrededor del 2% de la población y aunque suele aparecer entre los 15 y los 35 años, puede surgir a cualquier edad. Es una enfermedad no contagiosa, pero podría transmitirse de padres a hijos. Alrededor de  un millón de personas están afectadas actualmente de psoriasis en nuestro país, de los 125 millones que la padecen en todo el mundo.

¿Qué es la psoriasis?

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de la piel y, ocasionalmente, de las articulaciones, que provoca irritación y lesiones escamosas. Aunque estas pueden aparecer en cualquier parte de nuestro organismo, incluidas mucosas y uñas, suelen estar en aquellos lugares donde la piel está muy cerca del plano óseo (codos, rodillas, cuero cabelludo, región sacra, etc). En general afecta a dos sectores de la población, concretamente a personas jóvenes y a mayores.

Su expresión puede ser muy variable, desde pequeñas placas, que pueden pasar desapercibidas, hasta lesiones que afectan a toda la superficie corporal. La localización es muy variada y existen distintos tipos de psoriasis, entre las principales se encuentran: eritrodérmica, en gotas, inversa, en placa o pustular.

La carga en la población de esta patología en el año 1998 era del 1,43% , llegando a aumentar en 2013 hasta el 2,31% de prevalencia en España.

Habitualmente, la psoriasis en edades más precoces suele ser más grave, tener peor evolución y asociarse con mayor frecuencia a otras enfermedades comórbidas, especialmente la artritis psoriásica (hasta un 30% de las personas con psoriasis).

La enfermedad no es hereditaria, pero hay una predisposición genética para su desarrollo. Además de esta predisposición hereditaria, suelen ser determinantes otros factores para su inicio.

Piernas con rojeces de psoriasis

Consecuencias en la vida de la persona con psoriasis

Según Gregorio Carretero, médico y coordinador del Grupo de Psoriasis de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Veneorología), uno de los objetivos terapéuticos que deben tenerse en cuenta en primer lugar con la persona que sufre psoriasis es el de corregir estilos de vida no saludables, como pueden ser el consumo de alcohol, tabaco  y  conductas de afrontamiento que conducen a desarrollar estrés en la rutina diaria.

Estos hábitos, en algunas ocasiones, pueden desencadenar la enfermedad cuando hay una disposición previa en la persona. Por tanto, se plantea también como objetivo reducir los siguientes factores de riesgo asociados, pudiendo estos contribuir al desencadenamiento de la enfermedad. Es decir, tener en cuenta la relevancia de controlar la obesidad, el tabaco, el alcohol, las infecciones, el control metabólico y vascular y los estilos de afrontamiento negativos.

Hasta el momento, los avances en los tratamientos médicos logran frenar la evolución, hacer más llevaderos los síntomas y conseguir cada vez períodos más largos de remisión, ya que todavía es una enfermedad crónica sin cura definitiva. Sin embargo, estudios recientes han hecho evidente la importancia de la afectación psicológica en este tipo de enfermedad. Y es que, produce notables repercusiones sobre las relaciones sociales, familiares y particularmente sobre la vida en pareja.

Desde la AEDV subrayan que “puede ser una enfermedad devastadora a nivel psicológico, especialmente cuando afecta a zonas visibles como la cara, las manos o la zona genital”. Es por ello que irremediablemente (en muchos casos), repercute sobre la calidad de vida de aquellas personas que la padecen.

Algunas de las consecuencias psicológicas que se derivan de la psoriasis, según una encuesta realizada por la Asociación a un amplio sector de población que la padece:

Actividades sociales: hasta un 61% de las personas que participaron aseguran que la visibilidad de las lesiones que genera la enfermedad puede provocar cierto rechazo en otras personas, pudiendo esto afectar en sus relaciones sociales.

Relaciones íntimas: desde Acción Psoriasis, explican que las lesiones cutáneas en las zonas genitales son habituales, lo que influye de forma directa o indirecta en el estado de ánimo, afectando esto en la actitud que muestra la persona  a las relaciones íntimas.

Carrera profesional: destacan aquí los profesionales cuya mayor parte del tiempo se dedica a realizar actividades de cara al público o aquellos que manipulan productos alimenticios. Por ejemplo, el sector servicios, agricultura, ganadería, comunicación, audiovisual y de medios, etc.

Estado de ánimo: un 59% de los casos afirma que la no existencia aún de una solución definitiva para la enfermedad genera en ellos sentimientos negativos,  provocando así bastante desánimo en aquellos que lo sufren.

Depresión: recientes estudios plantean que la psoriasis es un factor de riesgo para la depresión. Esta también puede provocar o exacerbar la psoriasis. Aunque no es determinante en todos los casos, los pacientes con psoriasis, independientemente de la severidad, pueden ser más propensos a desarrollar síntomas depresivos.

Posibles alteraciones en el sueño: el picor, las rojeces y las grietas en la piel pueden producir problemas a la hora de conciliar el sueño o tener un descanso reparador.

Problemas de concentración, cansancio: entre el 14 y el 24% de las personas presentan estas dificultades de modo habitual.

Nerviosismo o inquietud: resulta llamativo como hasta el 30% de los encuestados informan tener estos síntomas. Probablemente, por la razón ya comentada, el no tener un tratamiento definitivo para erradicar la psoriasis.

Mujer con muestras físicas de cansancio

Debido a algunas de estas consecuencias (u otras posibles), muchas de las personas con psoriasis han llegado  a consumir de forma habitual ansiolíticos, antidepresivos o medicamentos para ayudar a conciliar el sueño.

El paciente psoriásico ha sido protagonista de los avances acontecidos en las últimas décadas en torno a esta cuestión. Desde la escasez de terapias y el desconocimiento que el médico tenía de la fisiopatología y gravedad de la psoriasis, a ser objeto de la atención completa de su enfermedad  desde el plano físico hasta el psicológico y el social. El gran avance ha sido reconocer que no sólo afecta al primero de estos, sino también a la calidad de vida, en igual o mayor medida que las consecuencias físicas. Por tanto, una de las partes fundamentales a valorar por la persona sería la recuperación y estabilidad en aspectos emocionales, autoestima, relaciones laborales, sociales e íntimas.

De ahí la importancia de tener en cuenta la salud mental en el cuidado de la enfermedad, ya sea para la prevención de las consecuencias mencionadas o para el tratamiento de ellas una vez  que han aparecido.

 

El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden alterar sus vidas al alterar sus actitudes mentales” William James (1842-1910), filósofo estadounidense.

Laura Cruz Navarro

Referencias

AEDV: Academia Española de Dermatología y Venereología. (2017). Revisado  10 enero de 2017, del sitio web: http://aedv.es/

Cohen, B. E., Martires, K. J., y Roger. S. (2015). Psoriasis and the Risk of Depression in the US Population. National Health and Nutrition Examination Survey 2009-2012. JAMA Dermatology, 152, 73-70. DOI: http://doi.org/ 10.1001/jamadermatol.2015.3605

Día mundial de la psoriasis. (2017). AEDV: Academia Española de Dermatología y Venerología. Revisado  10 enero de 2017, del sitio web: http://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/29-de-octubre-dia-mundial-de-la-psoriasis-una-enfermedad-que-afecta-al-2-de-la-poblacion/

La psoriasis, una enfermedad de graves consecuencias psicológicas. (2017)Consejos de tu Farmacéutico.  Revisado  10 enero de 2017, del sitio web: http://www.consejosdetufarmaceutico.com/la-psoriasis-una-enfermedad-graves-consecuencias-psicologicas/

Pérez, L. (2017). Un nuevo estudio muestra las consecuencias psicológicas de la psoriasis. Mejorar tu salud y bienestar es nuestro objetivo. Revisado  10 enero de 2017, del sitio web: https://knowi.es/nuevo-estudio-consecuencias-psicologicas-psoriasis/

3 thoughts on “Consecuencias psicológicas de la psoriasis

  1. Hola a todos. Quiero agradecer el excelente trabajo del Dr. OKODUWA. Hace años que me diagnosticaron el virus de la psoriasis simplex, perdí toda esperanza y no tengo cura y me tomaron medicamentos para mantenerme hasta que llegué a saber sobre el Dr. OKODUWA a través de un amigo que se curó de la psoriasis. Me puse en contacto con él y me envió su remedio herbal que tomé cuando me ordenó que lo hiciera por algunos días y fui al hospital después de consumir su medicina herbaria y me confirmaron psoriasis Negativa después de años de dolores y sufrimientos, de hecho es una milagro, el Dr. OKODUWA es un gran hombre, he escuchado mucho sobre cómo él ha ayudado a mucha gente, si tiene algún problema puede contactarlo para ayuda.via: drokoduwahealingtemple@gmail.com o agregarlo en Whatsapp +2347068877610 .

  2. Toda la vida han habido personas con psoriasis, y no llegaban a esto!!!!
    Es el rol de vida, apariencias e imagen,…que va unido con si vale o no vale!!..

    1. Buenos días,

      Cierto es que se trata de una enfermedad presente en muchas personas desde hace mucho tiempo. Quizás sea ahora cuando más datos se están conociendo sobre el proceso que sigue la psoriasis o las consecuencias que puede tener en todos los niveles, concretamente el psicológico como se habla en este artículo. Muchas gracias por compartir con nosotros su opinión sobre el tema, le animamos a que continúe haciéndolo siempre que desee.

      Un saludo,

      Equipo Aesthesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *